Dortmund, Ale., 23 Abr. (Notimex).- Luego de la dolorosa derrota de 0-4, el segundo entrenador de FC Barcelona, Jordi Roura, reconoció este martes que ante Bayern Munich no pudieron crear situaciones para cambiar las cosas.

Luego de sufrir en la Allianz Arena, donde disputaron la ida de las semifinales de la Champions League, Roura no puso excusas y simplemente aceptó la superioridad de su adversario, que les pasó por encima y por ello no dudó en felicitarlo.

“Cuando pierdes por un resultado tan amplio no te quedan buenas sensaciones. Hay que felicitar al Bayern porque hizo un partido muy bueno y nos apretó mucho”, declaró el ayudante del técnico Francesc “Tito” Vilanova.

“No jugamos tan mal en la primera parte, pero después marcaron muy temprano. Aun así, tuvimos oportunidades de empatar. En la segunda mitad encajamos un gol muy pronto, también en acción de estrategia y entonces fue difícil”, aceptó.

“Lo hemos intentado, pero nos han superado. El Bayern jugó un gran partido mientras que a nosotros nos faltó frescura para competir ante ellos. No hemos tenido situaciones para poder cambiar las cosas tras el descanso”, continuó Roura en conferencia de prensa.

El “Barça” está obligado, ahora, a marcar cuatro tantos en el Camp Nou, donde se disputará la vuelta de dicha serie, algo que luce “difícil”, mas no imposible, “somos el Barcelona e intentaremos levantarnos, competir, tratar de ganar en la vuelta y hacer todo lo posible hasta que se cierre la eliminatoria”, lanzó.

Finalmente, respecto del arbitraje, el segundo entrenador “blaugrana” comentó: “Estuvo francamente mal. Hubo acciones ilegales. Definitivamente no tuvimos suerte con los arbitrajes en esta Champions. Pero esto no es excusa para nada”.

Y es que el gol de Mario Gómez (min. 49) se dio en fuera de lugar y en el del holandés Arjen Robben (73), su compañero Thomas Muller bloqueó con falta a Jordi Alva para dejarle el camino libre, aunque también hubo dos faltas en el área “culé” que no se marcaron.