Registra Honduras más de 10 mil muertes violentas en 2012

Tegucigalpa, 27 Feb (Notimex).- Honduras registró 10 mil 441 muertes violentas en 2012, donde más del 75 por ciento de las víctimas tenían edades entre 20 y 30 años, informó el Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma (UNAH).

La rectora de la UNAH, Julieta Castellanos, refirió que los departamentos más violentos de este país, son Atlántida, Cortés, Colón (costa atlántica), Copán, Ocopeteque (occidente, fronterizo con Guatemala), Yoro, Comayagua y Olancho.

Estos ocho departamentos de los 18 que tiene el país, sobrepasan la tasa nacional de homicidios que es de 85.5 por cada mil habitantes: Atlántida (129.4), Cortés (128.9), Colón (90.3), Copán (104.7), Ocotepeque (99.8), Yoro (93.4), Olancho (92.5) y Comayagua (92).

En el caso de Cortés, la violencia se acentúa en las zonas urbanas, donde San Pedro Sula registra una tasa de 173.6 por cada 100 mil habitantes y 92.3 en el resto del municipio.

Atlántida con su cabecera departamental en el puerto de La Ceiba, registra una tasa de 157.3 por ciento y el resto del municipio una tasa de 105.1.

En el caso de Francisco Morazán, cuya cabecera departamental es Tegucigalpa, esta ciudad registra una tasa de 88.2 y en el resto del municipio es de 43.4 por cada 100 mil habitantes.

“Se mantiene el desplazamiento de la violencia en el departamento de Copán fronterizo a El Salvador y Guatemala, el llamado Triángulo del Norte y en el atlántico los que tienen fronteras marítimas con Guatemala, Nicaragua y con proximidad a las aguas marítimas colombianas en el Caribe”, advirtió el informe.

La rectora Julieta Castellanos, precisó que la vulnerabilidad de este país se refleja en que entre 500 y 600 personas mueren de forma violenta.

Señaló que en 2012 ningún departamento de Honduras se encuentra en el limite del estándar mundial de tolerancia de la violencia con tasa menor a 8.8 por cada mil habitantes.

Desde el 2005 y hasta 2012, 31 mil 657 personas han perdido la vida por armas de fuego, por lo que el Observatorio solicitó al gobierno de Porfirio Lobo Sosa, legislar el uso de armas de fuego, con el fin de combatir la violencia imperante en el país.