México, 15 Nov. (Notimex).- Un registro plástico de la violencia y una reflexión sobre lo fugaz que es la vida, ofrece la muestra “Retratos óseos, Retratos cárneos”, del artista plástico Alejandro Montoya, a inaugurarse el próximo 21 de noviembre en el Museo Universitario del Chopo, en la capital del país.

Las obras que integran la muestra forman parte de un proyecto homónimo, de 73 dibujos, que también comprende una publicación apoyada por el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca).

En entrevista telefónica con Notimex, el autor detalló que esta propuesta se divide en las series “Retratos óseos”, “Retratos cárneos”, las cuales se enfocan en la arquitectura de los huesos y de la carne, respectivamente, “tiene distintos estratos, el espectador tal vez puede percibirlo como un registro gráfico de la violencia en la ciudad”.

Destacó que probablemente el público podrá encontrar en el tema que aborda, la muerte, una cuestión de reflexión como lo planteaban los artistas de la corriente “Vanitas”, quienes representaban cráneos y cosas deterioradas para mostrar que la vida es fugaz.

Montoya aseguró que decidió abordar la muerte con dibujos, ya que esta es una técnica artista que desarrolla con naturalidad, además de que en su opinión le ofrece una manera directa y rápida de abordar la muerte; “tengo la proclividad a dibujar, simplemente seguí ese impulso”.

Los retratos de la exhibición, que se integra por 61 obras de mediano formato (62 por 46 centímetros), se basan en rostros de cadáveres que han llegado a la morgue, razón por la que el artista mexicano tuvo que asistir a dicho lugar.

“Regresé a la morgue, porque yo había ido muchas veces, tomé aire y volví a entrar durante algún tiempo, lo cual no es fácil y tal vez no regresaré, porque creo que ya llegué al límite”, refirió el artista al explicar lo que implicó la creación de las obras de este proyecto.

Del por qué abordar la muerte, dijo que es una tema que siempre le ha atraído y en el que continuará con su trabajo ya que, en su opinión, indirectamente siempre se habla de la vida y el erotismo, aunque este último espera abordarlo en sus próximos proyectos.

Montoya apuntó que el público podrá encontrar de su interés esta muestra, ya que se compone por retratos bien logrados, al mismo tiempo que se puede identificar con el registro plástico de la violencia que ofrece.

Lo anterior, abundó, porque “de alguna forma estamos afectados por la violencia y ver ésto filtrado desde el arte, puede ser interesante”.

Las obras de este proyecto, que en su mayoría ya fueron vendidas, espera el artista poderlas exhibir en un museo alemán dedicado a la cultura sepulcral; “es el lugar ideal para exhibiciones que tienen que ver directamente con la muerte, pienso que hay una posibilidad real, pero es complicado”.

El artista adelantó que para el próximo año planea diversos proyectos en los que abordará el erotismo y que serán realizados desde la pintura, mientras que su libro “Retratos óseos, Retratos cárneos” será presentado en el Museo Universitario de Chopo en fecha próxima.