Advierten sobre grave riesgo de especies invasoras en México

especies invasoras
La Conabio urgió a la población a sumarse a la detección de especies invasoras de flora y fauna, las cuales destruyen los ecosistemas nativos, provocan daños económicos y afectan la salud humana.

México, 14 Ago (Notimex).- La Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) urgió a la población a sumarse a la detección de especies invasoras de flora y fauna, las cuales destruyen los ecosistemas nativos, provocan daños económicos y afectan la salud humana.

La subcoordinadora de Especies Invasoras del organismo, Ana Isabel González Martínez, dijo a Notimex que “el problema con las especies invasoras es que una vez que están aquí es muy difícil, si no imposible, acabar con ellas”, convirtiéndose en plagas generadoras de desequilibrios.

Informó que al día de hoy en la Conabio se estudian unas dos mil especies que no pertenecen al ecosistema natural y que llegan por distintos medios, y precisó que de ellas 520 ya fueron catalogadas como invasoras, tanto de plantas como animales.

Expresó que aunque las decisiones en relación con estas especies pueden ser determinantes y drásticas, es necesario eliminarlas antes de que se conviertan en problemas de diversos tipos.

Se trata de un problema mundial que debe afrontarse, dijo y citó como ejemplo el caso de la radicalidad de los australianos, quienes incluso hace algunos años detectaron la presencia de un alga exótica que empezaba a establecerse en el Puerto de Sidney, probablemente acarreada por algún barco.

“Lo que ellos hicieron fue vaciar cantidades industriales de cloro. Mataron todo, incluyendo el alga, porque pensaron que valía más la pena ser muy radical y luego recuperar la población de nativos, que arriesgarse a que el alga se reprodujera sin control”, anotó.

Así funcionan las especies invasoras cuando llegan a adaptarse a los nuevos ecosistemas, se convierten en una plaga que no permite el desarrollo natural de lugar, sostuvo.

Manifestó que lo más importante frente a la invasión de especies es la prevención. “Es decir, que no lleguen y aunque sea muy radical, si se encuentra un ejemplar hay que eliminarlo. Sea lo que sea”.

El riesgo de que las poblaciones invasoras se dispersen es alto y las consecuencias económicas, ambientales y sociales que puede tener son severas, “muchas veces es completamente imposible de controlarlas una vez que se dejaron crecer”.

González Martínez explicó que el registro de la Conabio ha reportado especies invasoras tanto en el sector agrícola, como es el caso de las plagas forestales, como en especies acuáticas.

La investigación que ha hecho Conabio en este tema ha servido para detectar a tiempo casos como el de peces de Asia que se pretendían cultivar en México para fines alimenticios.

Se trataba de obtener los filetes del Nilo y de otro tipo que ya se venden en el país, cuyo cultivo se realiza en Asia. “Este pez ya lo querían cultivar en México y con un análisis de riesgo las autoridades se dieron cuenta de que no es apropiado porque el costo era demasiado alto”.

Gracias a este análisis de riesgo, la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca) prohibió la construcción de granjas para esta especie que no es nativa del país, pues el riesgo era una cantidad industrial de enfermedades y parásitos, además si se escapaban a los ríos podrían producirse híbridos con otros bagres nativos.

Otro caso, resaltó la especialista, fue la prohibición de la importación de las conocidas “tortugas japonesas”, cuando la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) pidió una opinión técnica a Conabio y se descubrió que son altamente transmisoras de salmonela.

En este caso no había condiciones para tenerlas, porque la gente desconoce que estas tortugas viven hasta 50 años y crecen a unos 40 centímetros, entonces terminan por aburrirse de ellas y las deja ir, detalló.

Para ello, la funcionaria adelantó que la Conabio está por publicar la remodelación de su página de especies invasoras para adultos que incluirá una versión para niños con material didáctico. También brindará asesorías sobre lo qué son las invasoras, cómo llegan, qué impactos causan y lo que la gente puede hacer.

“Nosotros estamos pidiendo que si ven algo raro, sea animal o planta, lo suban a la plataforma de Naturalista, de donde Conabio extrae los datos y gracias a ello detectaron últimamente tres especies, una de insectos, otra de un invertebrado y un ave, cuyo crecimiento se pudo detener”, subrayó.

De igual modo, Conabio maneja una herramienta llamada de análisis de riesgo que consiste en toda una metodología para evaluar a cada especie y saber si puede presentar un riesgo potencial para el país.

Recordó que en el año 2000 hubo un prototipo del sistema, pero el programa inició oficialmente en 2007 cuando había 700 especies identificadas entre las que había plantas, vertebrados, terrestres y peces.

Añadió que hasta hoy existe una lista de unas dos mil 020 especies de todos los grupos, de las cuales ya se confirmaron unas 520 como invasoras, en tanto que el resto está en la lista de sospechosas.