Santuario en Islandia brinda libertad a dos ballenas beluga

ballenas beluga
Dos ballenas beluga, llamadas “Little Gray” y “Little White”, llegaron sin contratiempos a Islandia para convertirse en los primeros ejemplares que vivirán en el nuevo santuario en mar abierto. Foto: Ilustrativa.

Reikiavik, 20 Jun (Notimex).- Después de un largo viaje de 10 mil kilómetros, dos ballenas beluga, llamadas “Little Gray” y “Little White”, llegaron sin contratiempos a Islandia para convertirse en los primeros ejemplares que vivirán en el nuevo santuario en mar abierto, el primero en su tipo planeado para el bienestar marino.

Las dos ballenas, hembras de unos 12 años de edad y en óptimas condiciones para llegar hasta los 50, vivieron casi una década en cautiverio tras su captura en Rusia y luego en un acuario de la ciudad de Shangai, en China, hasta el martes pasado, cuando iniciaron un largo traslado en avión hacia Islandia.

Veterinarios expertos en el transporte de mamíferos marinos estuvieron a cargo del viaje y en todo momento monitorearon a “Litlle Grey” y “Little White” para garantizar que permanecieran seguras y cómodas durante el vuelo.

Tras su llegada al Aeropuerto Keflavik de esta capital, los dos ejemplares gozan de buena salud y continua su reubicación; primero 40 días en una piscina para el proceso de adaptación y vigilancia veterinaria, y después su destino final: el Santuario de Ballena Beluga.

Como parte de un innovador proyecto global destinado al bienestar marino, la organización benéfica de conservación Sea Life Trust abre en la bahía de Klettsvik, en la isla de Heimaey, costa sur de Islandia, el Santuario de Ballenas Beluga, que será el primer refugio de aguas abiertas del mundo para la conocida ballena blanca.

La bahía, que mide 32 mil metros cuadrados aproximadamente (con barreras de protección) y tiene una profundidad de hasta 10 metros, fue elegida para dar a las ballenas un hábitat más natural.

La reubicación de las ballenas, que incluye un camión y un ferry, estaba planeada para abril pasado, pero el plan fue pospuesto a junio debido a severas condiciones climáticas, de acuerdo con reportes dados a conocer por Sea Life Trust en su portal de internet.

El movimiento anuncia así uno de los mayores desarrollos en el cuidado y protección de ballenas y delfines en cautiverio en décadas y el primero de su tipo creado para los cetáceos.

Sea Life Turst espera que las dos ballenas se adapten rápidamente a su nuevo hogar y que su historia quede como precedente para motivar la liberación de los que viven en cautiverio alrededor del mundo, estimados en más de tres mil ejemplares (entre ballenas y delfines).