Patitas de Ayuda adiestra a “Dandy” para convertirse en perro de terapia

Dandy
“Dandy” recibe entrenamiento en Patitas de Ayuda para convertirse en perro de terapia y, este ejemplar será parte fundamental para terapias. Foto: NTX.

Tala, Jal., 11 Nov (Notimex).- Debido al potencial que tiene para el acompañamiento emocional, “Dandy” recibe entrenamiento en Patitas de Ayuda para convertirse en perro de terapia y, en pocos meses, este ejemplar será parte fundamental para el alivio de niños y adultos que enfrentan diversos problemas de salud.

A decir de los expertos de Patitas de Ayuda, asociación que ayuda a animales abandonados y maltratados, y adiestra a los canes para dar apoyo terapéutico, “Dandy” cumple con las características y las habilidades necesarias para incorporarse a los tratamientos de terapia de las personas.

Leticia y Sandra Rivera, dueñas de “Dandy”, afirmaron a Notimex que desean compartir el proceso de aprendizaje para que las personas se enteren que un perro no únicamente es para tener compañía o protección.

Agregaron que el objetivo que persiguen con “Dandy” es que de manera altruista se puedan beneficiar muchas personas con una discapacidad, así sea física, mental, sensorial, psiquiátrica e intelectual.

Sandra Rivera, quien se prepara para ser manejadora de “Dandy” en sus tareas de terapia, aseguró que la nobleza de su can es impresionante, al igual que los 10 perros de la misma que tuvo Linda, una perra rescatada.

Por ello, indicó que buscaron a Patitas de Ayuda para entrenarse y luego poder ofrecer apoyo a quien lo necesite con los perros que pasen las pruebas de la manada de “Los Güeros”, conformada por “Choco”, “Príncipe”, “Polvorín”, “Guapo”, “Dandy”, “Ros”, “Aura”, “Dora”, “Luna” y “Samantha”.

Insistió en que “Los Güeros”, cinco hembras y cinco machos, desde que tenían tres o cuatro meses mostraron cualidades para ser perros de terapia. “’Dandy’ es el primero que pasó la prueba y empezó su entrenamiento en Patitas de Ayuda”, dijo.

Por su parte, Karina Castro Padilla, instructora de perros de terapia, destacó que “Dandy” tiene cualidades para trabajar en conjunto con un terapeuta, ya que se trata de una actividad asistida, es decir, siempre tiene que estar la persona que da la terapia, el perro y el usuario o paciente.

Aclaró que más que la raza lo importante es el temperamento del perro y se ha comprobado que “Dandy” puede estar con personas y convivir con otros perros, de tal forma que será de gran ayuda para que los resultados de una terapia sean positivos.

“Nosotros los llevamos a donde se requiera, ya sea una escuela, un asilo, tutelar, hospitales, los jueves los llevamos al CRIT (Centro de Rehabilitación)”, afirmó Karina, quien recalcó que un perro de terapia puede desempeñar muchas tareas de apoyo.

Para Adrián González, entrenador canino, “Dandy” pasó el test de temperamento para ser perro de terapia, ya que primeramente se requiere que “sea bonachón”, con desapego a su amo, que a pesar de que lo agreda otro animal sea sumiso, con mucha sensibilidad a ruidos, que sea controlado y social.

Los entrenadores dieron a conocer que durante semanas entrenarán tanto a “Dandy” como a su manejador, con el fin de que sea un can bien controlado y que esté preparado para apoyar a personas tanto en una silla de ruedas, muletas, así como a pacientes con problemas mentales.

Añadieron que a este perro se le proporciona un entrenamiento específico para poder que pueda utilizar sus habilidades y que aproveche sus características de socialización que lo lleven a convertirse en un soporte afectivo en una terapia.

Resaltaron que está comprobado que los perros de asistencia, de terapia y de servicio son muy importantes para las personas con discapacidades físicas y mentales, por lo que su adiestramiento en un centro especializado es fundamental para cumplir con la meta de ser acompañante, conductor y auxiliar para quien lo necesite.

Puntualizaron que el carácter dócil de algunos perros, sin importar la raza, hace también que además de ser de utilidad por la ayuda que dan en situaciones de la vida diaria ofrezcan ayuda emocional para dar seguridad al usuario.

“Dandy” cuenta con todas las características necesarias para ser soporte de muchos usuarios y luego de que logre su chaleco rojo como perro de terapia comenzará con sus nuevas tareas.

El ejemplar realiza actualmente el curso de entrenamiento, una vez que concluya su adiestramiento deberá hacer 20 horas de prácticas con un chaleco amarillo, posteriormente este hermoso canino tendrá una ceremonia para recibir su chaleco rojo como perro de terapia.