Cambios del paisaje afecta a murciélagos en los Tuxtlas, Veracruz

Cambios del paisaje afecta a murciélagos en los Tuxtlas, Veracruz.

México, 8 Abr (Notimex).- Un grupo de investigadores de la región de los Tuxtlas, en Veracruz, asegura que los constantes cambios en el hábitat animal y los efectos de la fragmentación del paisaje contribuyen al deterioro de los murciélagos en la región.

Para el estudio, el doctor del Instituto de Biotecnología y Ecología Aplicada (Inbioteca) de la Universidad Veracruzana, Jorge Galindo González, clasificó a los murciélagos en tres grupos de acuerdo con la abundancia, el área de captura, y las características en la estructura de la vegetación del hábitat.

Los resultados arrojaron que una de las especies más vulnerables, son los quirópteros catalogados como dependientes del hábitat, los cuales viven dentro de la selva o en grandes extensiones de vegetación con poca o nula perturbación.

“No toleran los espacios abiertos ni volar fuera de la cobertura vegetal, y son los más especializados en cuanto al tipo de alimentación y requerimientos del hábitat”, explicó Galindo González en un comunicado de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC).

Los murciélagos clasificados como vulnerables moran en la selva y sus alrededores y utilizan los recursos de los corredores que atraviesan los pastizales, pero no salen hacia campo abierto, detalló el especialista.

Galindo González agregó que los mamíferos etiquetados adaptables aprovechan los recursos disponibles en toda su región y son los más tolerantes a las perturbaciones, por lo cual desarrollan un papel fundamental en el restablecimiento de la selva.

“Durante la noche los murciélagos se establecen en las copas de los árboles para alimentarse y con ello depositan una gran cantidad de semillas”, explicó el desarrollador.

El investigador señaló que la fragmentación del paisaje se da al momento de que un hábitat inicial se fracciona en segmentos menores, ejemplo de esto es cuando las áreas boscosas son convertidas en plantaciones, cultivos o zonas de pastoreo.

La importancia de los murciélagos radica en que realizan servicios ambientales como el control de plagas en cultivos, la dispersión de semillas, además son un indicador del estado de conservación de las selvas tropicales.

“Cien mil murciélagos consumen una tonelada de insectos cada noche y con ello ayudan a controlar plagas que infectan cultivos; si los murciélagos no existieran tendríamos que gastar más de 10 millones de pesos cada año en insecticidas para proteger 10 mil hectáreas de cultivo”, comentó el doctor.

La dieta de los murciélagos es muy variada, ya que 75 por ciento se alimentan de insectos, otros de frutos, semillas, néctar y polen.

“Los murciélagos que comen frutos dispersan las semillas, mientras vuelan, de al menos 550 especies de plantas tropicales como chicozapote, guayaba, hoja santa y guanábana”, detalló el investigador.

“Los murciélagos que se alimentan del néctar y del polen de las flores son responsables de la polinización de plantas tropicales, de cactáceas y en el caso de México de plantas del agave”, refirió.

Además de reconocer los servicios ecosistémicos que prestan los murciélagos, el especialista consideró necesario conocer más de estos mamíferos y también hizo un llamado para su conservación, ya que en México se tienen registradas más de 140 especies de murciélagos y 15 están amenazadas.