Caza furtiva amenaza supervivencia de rinocerontes africanos

Ginebra, 26 Feb (Notimex).- La caza furtiva de rinocerontes en África se incrementó 43 por ciento entre 2011 y 2012, poniendo en riesgo la existencia de esos mamíferos en el continente, advirtió hoy la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Cerca de dos mil 400 rinocerontes, blancos y negros, han muerto por esa práctica desde 2006, lo que ha influido negativamente en el crecimiento de la población de ambas especies, que se encuentra ahora en su nivel más bajo desde 1995, precisó la UICN.

En un comunicado, la organización con sede en Gland, Suiza, emitió una alerta para proteger a los rinocerontes africanos, pues advirtió que si la caza ilegal continúa aumentando a ese ritmo, las poblaciones de estos animales comenzarán a declinar en menos de dos años.

A través del continente, los cazadores matan a los rinocerontes para obtener sus cuernos. “Son criminales bien organizados y financiados que alimentan el creciente mercado negro”, afirmó Mike Knight, presidente del grupo especialista en rinocerontes de la UICN.

En los últimos años, el cuerno de rinoceronte ha cambiado las prácticas de la medicina tradicional asiática hacia nuevos usos. Los altos niveles de consumo -especialmente en Vietnam- amenazan con revertir los avances de conservación logrados en dos décadas.

En la actualidad, se tiene un registro de cinco mil 55 rinocerontes negros (Diceros bicornis) y 20 mil 405 rinocerontes blancos (Ceratotherium simum) en África, según la UICN.

En 2012, se perdieron al menos 745 rinocerontes por la caza furtiva en toda África, el número más alto en dos décadas, con un récord de 668 de estos mamíferos muertos sólo en Sudáfrica.

En 2013, uno de estos grandes animales fue víctima de esta práctica sólo 11 horas después de que inició el año, una tasa mucho mayor al promedio de 2012.

La UICN lanzó un llamado global, en especial a los consumidores clave y a Estados de tránsito como Vietnam, China y Mozambique, a abordar de manera urgente la situación y endurecer las leyes de comercio internacional, particularmente en relación al cuerno de rinoceronte.