Comer alimentos que causen alergias evitaría que éstas se desarrollen

Londres, 24 Feb 15 (Notimex).- El consumo, a edades tempranas, de alimentos que pueden propiciar el desarrollo de alergias, sería una forma eficaz para evitar que se presenten esas reacciones físicas de rechazo, sugieren investigadores británicos, pero recomiendan cautela.

Un equipo de especialistas del Kings College London llevaron a cabo una investigación con bebés propensos a desarrollar alergia al cacahuate y encontraron que al comer maní redujeron de manera drástica el riesgo de desarrollarla.

El estudio contempló a 628 bebés de cuatro meses de edad que ya habían presentado eczema (señal temprana de alergia), mostró que el riesgo de hipersensibilidad al cacahuate disminuyó en más de 80 por ciento, por lo que la estrategia podría aplicarse para otras alergias.

Los científicos encontraron que niños en Israel que comenzaron a comer cacahuates a edades tempranas tenían niveles de alergia 10 veces más bajos que menores en Reino Unido.

Para el estudio, se identificaron a los bebés que no habían desarrollado alergia al cacahuate y a los que sólo tenían una respuesta muy suave, por medio de pruebas de punción cutánea.

Posteriormente, a la mitad de ellos se les dio una merienda a base de maní y el resto continuó evitando el consumo de ese alimento.

El ensayo indicó que por cada 100 bebés, 14 normalmente van a desarrollar una alergia pero la cifra se redujo 86 por ciento a sólo dos de cada 100 con el consumo de cacahuate. Incluso en los niños ya sensibles al maní la tasa se redujo de 35 a 11 por ciento.

“Fue emocionante para nosotros darnos cuenta por primera vez que en realidad podemos prevenir realmente el desarrollo de la enfermedad”, sostiene el profesor Gideon Lack, investigador principal.

Advierte sin embargo que los niños de alto riesgo “deben ser evaluados” previamente con pruebas de punción cutánea y asesoramiento médico, antes de la exposición temprana al cacahuate para evitar todo tipo de riesgos.

Hasta 2008, como medida de precaución se sugirió a las familias en situación de riesgo evitar el consumo de productos de maní y otras fuentes de reacciones alérgicas.

Este estudio ha generado gran entusiasmo en lo referente a la prevención de alergias en desarrollo, aunque todavía hay muchas preguntas sin respuesta, por lo que los científicos aseguran que hace falta aún más investigación.