La magia del Ho’oponopono para sanar memorias de sufrimiento

Hay una magia especial con la técnica de Ho’oponopono, es inexplicable como funciona, sin embargo las palabras “Lo Siento, Perdón, Te amo, Gracias”, funcionan como un des-encriptador de memorias incómodas, muchas de ellas fueron almacenadas, aceptadas y creadas sin darnos cuenta, otras ocuparon un poco de atención y otras se formaron a partir de los pensamientos repetidos.

Todo lo que hoy nos causa pena, dolor, sufrimiento, enojó esta relacionado con esas memorias acumuladas en el subconsciente, algunas memorias puedes recordarlas con algo de enfoque y estimulación; otras están en un nivel más profundo, “imperceptible” para ti, son memorias borradas y bloqueadas por tus procesos cerebrales, pues fueron clasificadas de innecesarias.

En estas memorias innecesarias, puedes encontrar todo lo que un día escuchaste, y que sin cuestionar le diste visto bueno.

Las palabras “Lo Siento, Perdón, Gracias, Te amo”, funcionan como un des-encriptador de memorias incómodas, que almacenaste, aceptaste, algunas sin darte cuenta, otras ocuparon un poco de atención y otras se formaron a partir de los pensamientos repetidos.

“Resulta que amarte a ti mismo es la mejor forma de mejorarte a ti mismo. Y mientras te mejoras a ti mismo, mejoras tu mundo.” Dr. Ihaleakalá Hew Len

Imagínate que cuando eras niñ@ alguien en tu familia aunque sea una vez te dijo, “no puedes hacer nada bien”, “tienes la culpa por el vaso roto”. Estas frases pueden afectar al niñ@, y dependerá de su nivel de percepción, si en esos momentos esta hiper perceptible (regularmente es el estado de un niño menor a 7 años), podría hoy ser un adulto con la sensación de que nada de lo que hace esta bien, o que tiene la culpa de las situaciones negativas que pasan cerca de él.

Existen memorias colectivas, son las que la gente repite como si fuera un patrón descriptivo de un género, grupo, profesión, también están en nuestro subconsciente, un ejemplo de ellas es, “los abogados son mañosos”, “los policías son corruptos”, puede ser cierto o no, sin embargo estos pensamientos o creencias suelen almacenarse al ser escuchados sin discriminación, pasando a convertirse en nuestro sistema de creencias.

Los patrones de pensamiento son nuestra creación, y son pensamientos repetidos por un tiempo; por ejemplo si tuviste un jefe enojón, es posible que cada vez que lo veías o te pedía algo, hayas pensado que los jefes son enojones, entonces cada nuevo jefe que tengas podría estar mentalmente determinado por ti, y a pesar de ser amable reaccionarás ante él como si fuera enojón.

Ho’oponopono es una técnica que te ayuda a borrar o corregir creencias, memorias, sanar emociones… tienes la opción de hacerla de manera individual, de forma que nadie sabe que estas trabajando, le dedicas el tiempo que desees cuando prácticas y cada vez estas mejorando tu vida.

Sólo recuerda, la práctica hace al maestro, ningún medallista de las olimpiadas, despertó con la medalla en el cuello. Para ganar ocupo dedicación.

Cada minuto que inviertas en mejorar, es una buena inversión.