Exigen laicidad en nueva Constitución

Ciudad de México, 29 agosto 2016.- Erradicar la brecha de desigualdad entre mujeres y hombres de la capital, así como garantizar la laicidad del Estado para que los grupos religiosos no interpongan visiones religiosas que vayan en detrimento de los derechos ganados como la Interrupción Legal del Embarazo, son algunas de las peticiones para que queden plasmadas en la nueva Constitución.

Este fin de semana se llevó a cabo el Parlamento Metropolitano del Valle de México en la Asamblea Legislativa, donde organizaciones civiles como CulturaDH, hicieron un llamado para garantizar estos derechos y la inclusión de otros como un sistema de seguridad económico que cumpla con tres elementos cruciales: un incremento de paga, un sistema de protección social universal, y un censo único de beneficiarios.

En su ponencia “Derechos Humanos e igualdad sustantiva en la nueva Constitución de la Ciudad de México, la presidenta de CulturaDH, Rosy Laura Castellanos, expresó que el objetivo de estos elementos es “lograr una redistribución más justa de los bienes y los servicios y lograr una condición igualitaria que sirva para cumplir con el precepto de justicia social”.

“El avance en el grado de urbanización de la ciudad ha dejado en desventaja a los habitantes de las zonas indígenas que todavía subsisten, en donde la desigualdad históricamente sigue afectando en mayor grado a las mujeres, lo que imposibilita su desarrollo y su acceso a los avances económicos de las metrópolis”, abundó.

Con esto, Castellanos llamó a que las y los constituyentes tomen el concepto de los Derechos Humanos como un factor fundamental durante la redacción de la nueva carta magna.

“Las democracias actuales presentan avances pero aún hay retos pendientes por cumplir, como garantizar una mayor presencia de mujeres indígenas en cargos públicos y de representación social y sobre todo en la toma de decisiones políticas”, dijo.

En respuesta, la presidenta de Incide Social A.C, e integrante del grupo redactor de la Constitución de la Ciudad de México, Clara Jusidman, señaló que los Derechos Humanos deben ser base fundamental de la carta magna local y abundó que también deberán integrarse nuevos derechos de la vida en las ciudades como el derecho a la privacidad y la protección de datos personales, así como el acceso a la alimentación, a la vivienda, al agua, al saneamiento, al desarrollo sostenible, a la libertad de expresión, a la tecnología y la ciencia, y al cuidado del medio ambiente.

Jusidman acentuó también la importancia de redactar leyes que se ocupen con la protección de animales, los derechos de trabajadores informales, y medidas que aseguren la transparencia de gobernantes y funcionarios públicos.