Luces y sombras del USMCA

USMCA
Todos y cada uno de los elementos que conforman el acuerdo comercial USMCA afectan e involucran directa e indirectamente a las mujeres.

Hay un nuevo acuerdo comercial entre Estados Unidos, México y Canadá ( Usmca, por sus siglas en inglés). Todos y cada uno de los elementos que conforman este nuevo acuerdo comercial afectan e involucran directa e indirectamente a las mujeres, ya sea en su vida económica o laboral, en sus Derechos Humanos o bien en sus autonomías.

El cambio de nombre fue decisión de Trump y le quita lo de “libre comercio”. En parte tiene razón porque subsisten los aranceles al acero y aluminio que él impuso a varios países, entre ellos los miembros del Acuerdo Comercial y quiere conservar esa prerrogativa.

A pesar de su anti mexicanismo, su crítica al TLCAN y el proteccionismo que lo caracteriza terminó aceptando la realidad de tener que contar con un acuerdo con México y Canadá. Este último país se incorporo a última hora logrando que se aceptaran cosas importantes como la cláusula 19 de controversias, cosa no menor pues permite que las controversias que se generen se diriman en forma trilateral y no exclusivamente por Estados Unidos, como pretendía Trump.

Aunque aún no se entregan los documentos definitivos en parte porque tendrán que ser sometidos para su aprobación en los congresos de los respectivos países, y porque su firma se planea para el 29 de noviembre, de esta manera la firma corresponderá al actual presidente Enrique Peña Nieto.

Por su parte el presidente de Estados Unidos lo ha cacareado fuerte en beneficio de las elecciones intermedias en su país y en beneficio de los Republicanos, que antes de este acontecimiento tenían muchas posibilidades de perder, de tal forma que el congreso quedaría con el partido Demócrata, también lo utiliza para fortalecer su próxima relección.

Para México se ve como el cierre de un largo proceso de incertidumbre que afectó el mercado y las inversiones o el precio del dólar y sobre todo, una fortaleza para el nuevo gobierno que inicia el próximo 1º de diciembre con un problema menos.

LUCES Y SOMBRAS DEL UMSCA
En materia de anticorrupción obliga a las empresas mexicanas a contar con políticas anticorrupción, algo que ya ocurre en Canadá y Estados Unidos. El capítulo 27 del tratado obliga a los países firmantes a aplicar medidas concretas para tipificar delitos que van más allá del soborno, ya que ahora también se incluye el desvío de recursos y el peculado. También obliga al gobierno a promover la participación del sector privado y de la sociedad civil en la lucha contra la corrupción.

Además: “el gobierno tiene que promoverlo, no sólo permitirlo y de esa manera tanto la iniciativa privada como la sociedad civil participarán en la prevención y la sanción de esos delitos”.

Según Max Kaiser, especialista en combate a la corrupción aseguró que otra aportación del acuerdo trilateral es la obligación de las partes de poner en marcha medidas concretas para asegurarse de la integridad de los servidores públicos.

Si esto se hace realidad para el país puede representar un incentivo más para poder eliminar las prácticas de corrupción que tanto daño le hacen y le han hecho a la ciudadanía y a México.

Nuevo proteccionismo. En la guerra comercial que tiene Trump contra China logró que el Acuerdo sea un mecanismo proteccionista contra China y la región; el país difícilmente podrá tener acuerdos comerciales con China porque hay una cláusula que obliga a que estos acuerdos sean sometidos a la probación trilateral.

Al respecto Jesús Seade representante del gobierno entrante en el las negociaciones del USMCA declaró: “La región se hace más proteccionista, el USMCA, combinado con la guerra comercial que Estados Unidos ha lanzado contra China pone a México bajo enorme presión, por parte de Washington, para cerrar filas en contra de ese “extraño enemigo”. Ahora seremos más dependientes de Estados Unidos.

Aunque también agregó algo muy importante: “frente a la tensión que hay entre la administración de Donald Trump y la Organización Mundial de Comercio (OMC), México respeta los compromisos adquiridos en la organización, y no existe interés en ver una OMC debilitada”.

Beneficios para la industria Maquiladora. La combinación de este nuevo Acuerdo con lo que ha planteado López Obrador (AMLO), para la frontera norte del país como la reducción de impuestos en el IVA, ISR en la zona, o el aumento de los salarios; sin duda significan un atractivo más para que lleguen nuevas inversiones y se amplíe la industria maquiladora. Son nuevos empleos para las mujeres y en mejores condiciones porque crecen los salarios en forma importante.

Soberanía energética. El gobierno entrante marcó con su sello la negociación del acuerdo comercial, en el capítulo energético, en el que antepuso la Constitución Política Mexicana, el nuevo convenio garantiza la soberanía nacional sobre el petróleo y la industria eléctrica. Fue fundamental la participación de un prestigiado experto en comercio internacional como Jesús Seade, funcionario con amplio reconocimiento internacional y representante de AMLO en las negociaciones del acuerdo.

Nuevas reglas de origen para la industria automotriz. El “logro” más destacado del TLCAN fue el crecimiento de las exportaciones manufactureras, lideradas por la industria automotriz, la joya de la corona del modelo exportador mexicano, bueno pues esta industria recibió un golpe certero.

Ante la realidad de que México compite con salarios miserables para atraer inversiones extranjeras por iniciativa de Estados Unidos se impuso una nueva regla de origen, donde 40 por ciento de las autopartes deberán provenir de países con salarios de 16 dólares.

Aquí no crecerán los salarios a este nivel ni en la industria automotriz y mucho menos en todo el país; por tanto esta medida implicará una reducción o contracción de la industria, serán menos empleos y menos exportaciones de autos.

Se afecta la producción de génericos en medicamentos. El acuerdo plantea una protección de datos por 10 años a medicamentos biológicos, esto afecta al sector de salud pública y por supuesto a la ciudadanía, en particular a las mujeres.

Actualmente las farmacéuticas ya cuentan con un periodo de 20 años de patentes y la protección de datos puede solicitarse una vez que culmine dicho tiempo o poco antes, de forma que un medicamento genérico de este tipo ahora saldría al mercado hasta 30 años después de la fórmula original.

CAPÍTULO LABORAL Y SUS CAMBIOS
El 1º de enero de 2019 México debe hacer efectivos sus compromisos legislativos en el USMCA, si no se logra esto se podría retrasar la entrada en vigor del acuerdo comercial.

Se compromete a adoptar medidas legislativas específicas para prever el reconocimiento efectivo del derecho a la negociación colectiva.

Requiere que las partes adopten y mantengan en la ley y practiquen los derechos laborales reconocidos por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), para hacer cumplir efectivamente sus leyes laborales y no renunciar o derogarlas.

Garantizar el derecho de los trabajadores a participar en actividades de negociación colectiva y a formar o afiliarse al sindicato de su elección;

Establecer órganos independientes e imparciales para registrar elecciones sindicales y resolver disputas relacionadas con contratos colectivos y garantizar la transparencia de los contratos colectivos negociados. Adiós contratos de protección.

Compromisos que complementan la aplicación de los derechos laborales fundamentales, enfocados en: (1) la atención a casos de violencia relacionados directamente con el ejercicio de dichos derechos; (2) la protección a los trabajadores migrantes; (3) el combate al trabajo forzoso, y (4) la protección contra la discriminación de género en el trabajo.

El capítulo incluye nuevas disposiciones para tomar medidas para prohibir la importación de bienes producidos por el trabajo forzoso, para abordar la violencia contra los trabajadores que ejercen sus derechos laborales y para garantizar que los trabajadores migrantes estén protegidos por las leyes aplicables en la materia.

Los países firmantes se comprometen a informar anualmente sobre el cumplimiento de este importante capítulo. Ojalá no sea necesario que los Sindicatos y las organizaciones de Mujeres de México tengan que presentar “informes sombras”.