Las contradicciones de Eugenio Núñez en la CANACO

El dirigente de la CANACO en el municipio Eugenio Núñez Arteaga, está perdiendo seriedad y se ventila solito, pues por una parte ha criticado severamente la llegada de nuevas inversiones en lo que se refiere a tiendas de auto servicio y plazas comerciales y por otro, cuestiona la supuesta falta de inversión en San Juan del Río.

Y es que desde que llegó al cargo dentro del organismo comercial, Eugenio Núñez, ha mostrado que carece de seriedad para sentarse a la mesa de diálogo con las autoridades y no solo exigir con amagos al gobierno en turno, que responda a sus demandas, que en muchos de los casos es evidente que tienen un trasfondo político o son de intereses no muy claros.

El representante de los comerciantes debe convertirse más que en un “dolor de cabeza” para las autoridades, en un sector que colabore para el desarrollo del municipio y proponga soluciones a los problemas, tanto económicos, como sociales, incluyendo la seguridad.

Hemos sido testigos de las veces que las autoridades municipales y el propio alcalde Fabián Pineda, se han sentado con los comerciantes para resolver problemas como la inseguridad, licencias, permisos y servicios como el agua potable, con lo que todo el comercio se ha beneficiado.

Pero también hemos levantado declaraciones sobre la oposición de Núñez Arteaga, a la llegada de nuevas inversiones, como son tiendas comerciales de auto servicio y plazas comerciales, así como de nuevas franquicias, con su argumento de que “están siendo aniquilados”.

Ahora que se acerca el segundo informe del edil, Eugenio Núñez, desacredita la llegada de inversiones al municipio, como ha sido la construcción de nuevas empresas como LG y la inversión de otras que han ampliado sus plantas, que desde el punto que se quiera ver, se trata de desarrollo económico e inversiones, que el líder de la CANACO no quiere ver.

Desde otra perspectiva, podría decirse que quien se niega al desarrollo y crecimiento económico del municipio, es el propio presidente en turno de la CANACO, ya que lo que menos quisiera ver, es una nueva zapatería o una tiendita de ropa en el municipio.

Entonces, lo que debería hacer, es sentarse con las autoridades, para que en conjunto planteen cómo su gremio debe enfrentar los retos que representa, la llegada de nuevas plazas y marcas comerciales, porque algo está claro… y es que no se van a detener. Entonces, mientras eso suceda, hay desarrollo y crecimiento económico.