Faltan laboratorios para identificar restos extraídos de fosas en Coahuila

fosas
Los hallazgos de restos óseos en fosas clandestinas localizadas en Coahuila continúan, sin embargo, el rezago en la identificación de los perfiles genéticos aumenta cada día. Foto: NTX.

México, 23 Jun (Notimex).- Los hallazgos de restos óseos en fosas clandestinas localizadas en Coahuila continúan, sin embargo, el rezago en la identificación de los perfiles genéticos aumenta cada día, por la falta de laboratorios estatales certificados para cruzar el ADN de las familias con los huesos exhumados.

Silvia Ortiz, integrante del colectivo Grupo Vida Unido, declaró en entrevista con Notimex, que en la entidad no existe una base completa de perfiles genéticos de personas con familiares desaparecidos y, aunque desde hace más de dos años las autoridades cuentan con instalaciones de un laboratorio de identificación de restos óseos, éste aún no opera por falta de certificaciones.

“La emergencia forense que tenemos en el estado y en el país es de cifras innombrables, es increíble el rezago que se tiene de identificación”.

“En Coahuila hay un porcentaje mínimo de identificación, del 100 por ciento de restos encontrados y recuperados, hasta ahorita estamos hablando de un 20 o 25 por ciento, del que se sabe sólo si es hombre o mujer; de tener nombre y apellido, estamos hablando del uno por ciento”, aseguró.

De acuerdo con el informe Violencia y terror: hallazgos sobre fosas clandestinas en México 2006-2017, de la Universidad Iberoamericana, el periodo de 2009 a 2014 tres estados concentraron los casos de restos óseos recuperados, según los registros en las notas periodísticas, siendo Zacatecas el de mayor número, seguido por Coahuila y Baja California.

Coahuila registró mil 828 restos, de este total, 514 se recuperaron de ocho fosas clandestinas en el municipio de Arteaga en 2009, mientras que mil 314 en 37 fosas hacia el noreste de la entidad, entre los municipios de Guerrero y Piedras Negras en 2011.

En esta entidad no se registraron cuerpos exhumados, pero sí restos o fragmentos de huesos, como consecuencia de la descomposición de los cadáveres o los métodos de inhumación clandestina que se realizaron con éstos.

Al respecto, Silvia Ortiz ratificó que en 26 puntos positivos con hallazgos de huesos humanos, ubicados por el colectivo Grupo Vida Unido, en su mayoría los fragmentos óseos estaban dispersos en la superficie y no inhumados, por ello precisó, las autoridades se refieren a dichos predios como zonas de exterminio y no fosas clandestinas.

“Aquí había una disputa de cárteles, entonces los del poniente dejaban los restos más completos que se han encontrado, pero para lo que es el oriente y los ejidos de los municipios de San Pedro, de Matamoros y de Viesca, son fragmentos”, comentó.

Detalló que a la fecha algunos de los restos encontrados en Coahuila fueron enviados a la Policía Federal Científica, no obstante, los resultados demoraron dos años, además que en esta circunstancia se requiere de contrataciones externas con costos elevados para identificar el perfil genético en un fragmento de hueso.

Los precios en el país en pequeños pedazos de hueso inician desde los 10 mil pesos, pero en un laboratorio extranjero, como los hay en Argentina la identificación de un solo fragmento óseo cuesta entre 80 y 100 mil pesos.

Por ello, la integrante del colectivo Grupo Vida Unido invitó a los familiares de desaparecidos a aportar su muestra de AND a la Fiscalía General de Coahuila y a colaborar en el registro de cuestionarios Ante Mortem y Post Mortem (AM-PM), el cual consiste en recopilar los mayores datos posibles de las personas, para ubicarlos por características específicas.

“Estos cuestionarios son muy importantes, que han ayudado en otras ocasiones para poder identificar a las personas por una placa o algún tornillo que le pusieron en una operación”, dijo.

Ayer por la tarde, la Fiscalía convocó a familias de desaparecidos a acudir a aportar sus datos genéticos para poder hacer los cruces correspondientes con los datos de los restos óseos que ya se han procesado.

“La importancia de que las familias asistan es para saber quiénes son los que están ahí, no puede ser que están ya ahí y no dé positivo con ninguna familia, es una familia que no ha ido a dar su muestra de ADN, los invitamos que confíen, que pierdan el miedo”, aseveró.