Estudiarán calidad de agua que recibe la etnia Yaqui

Hermosillo, 28 Abr. (Notimex).- El Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste (CIBNOR) realizará un estudio sobre la calidad de las fuentes de agua superficial y subterránea que abastecen de agua al grupo indígena Yaqui.

El director del Organismo Cuenca Noroeste de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), César Lagarda Lagarda, y el director del CIBNOR, Sergio Hernández Vázquez, firmaron hoy el acuerdo con integrantes de la etnia asentada en el sur de Sonora.

El funcionario federal explicó que el estudio tendrá un costo de 1.5 millones de pesos y serán aportados por la Conagua, el cual iniciará el 2 de mayo para concluir el 30 de agosto próximo.

Refirió que se tomarán muestras de agua de vaso de la presa “Álvaro Obregón”, así como del canal que conduce el recurso hasta las comunidades yaquis, de las aguas subterráneas de los pozos y norias de la etnia, además de las costas de esa región.

El estudio contempla analizar las muestras de agua y sedimentos de los mencionados sitios, realizar un dictamen sobre la calidad el recurso y elaborar un mapa de riesgos con base en el resultado del estudio, refirió el funcionario federal.

Lagarda Lagarda destacó la necesidad de solucionar la problemática sobre el abasto del recurso, así como la infraestructura para su distribución y también impulsar las mejores prácticas para la gobernabilidad del producto.

Sonora es un estado semidesértico con el recurso limitado, lo cual afecta la disponibilidad de agua en las concentraciones poblacionales urbanas y también en las poblaciones, así como las pequeñas comunidades en este caso de indígenas yaquis, anotó.

En la firma de convenio estuvieron presentes los gobernadores de los pueblos indígenas de Vícam, Bácum, Belem y Loma de Guamúchil, quienes avalaron el acuerdo con la Conagua para que el CIBNOR realice el estudio.

Por su parte, el vocero de la etnia, Tomás Rojo Valencia, explicó que las 50 localidades de los ocho pueblos yaquis han tenido problemas de disponibilidad y calidad del vital líquido.

“Hay comunidades que tienen entre ocho y diez años sin servicio de agua potable”, puntualizó.