Urge armonizar Código Civil y Penal en materia de violencia a la mujer

mujer
Maricruz Ocampo Guerrero, encargada de difusión y Vinculación del Centro Latinoamericano para la Paz, la Cooperación y el Desarrollo (Celapaz).

Querétaro, 9 Febrero 2019.- Una de las principales acciones que debe realizar la Comisión de Equidad y Género y Derechos Humanos del Congreso local, es revisar el Código Civil y Penal, para atender los temas de violencia hacia la mujer, aseguró Maricruz Ocampo Guerrero, encargada de difusión y Vinculación del Centro Latinoamericano para la Paz, la Cooperación y el Desarrollo (Celapaz).

La activista calificó como un acierto el haber creado la comisión en mención para abordar los temas referentes a la atención de violencia en contra de mujeres y niñas en el estado, tema que desde la Legislatura pasada debió atenderse ante los hechos de inseguridad que se han presentado en la entidad.

“Me parece muy importante que se haya rescatado esta comisión después de que desapareció en la Legislatura anterior y me parece que fue un acierto que Beatriz Marmolejo la dirija porque estoy segura que buscará los consensos para trabajar por el bien de las queretanas”.

Destacó que prevalece la violencia hacia las niñas y mujeres por lo que ellas como asociación estará al pendiente de que las diputadas cumplan con la agenda en pro de este sector de la población.

Desde el tema Legislativo, puntualizó, lo primero que se tiene que hacer es revisar el Código Penal y el Código Civil del Estado para armonizarlo con enfoque y perspectiva de género y derechos humanos.

“También se debe revisar el tipo legal de feminicidio para que sea más fácil para las fiscalías aplicarlo e incorporar temas que tienen que ver con el pago de alimentos con el cumplimiento por parte de los padres con las licencias de paternidad”.

Recordó que Querétaro está en quinto lugar a nivel nacional en el tema de violencia hacia la mujer en sus distintas modalidades por ello, es urgente realizar las acciones necesarias para cambiar esos números.

“Las encuestas del INEGI que se hicieron al interior de los hogares, revelaron que no sólo hay violencia en el hogar, sino también en las escuelas y en las instituciones de trabajo por eso es urgente que esos números cambien, pues además somos el primer lugar en lesiones dolosas en contra de mujeres”.