Favorecen a personas con problemas auditivos y visuales en Querétaro

Querétaro
La Secretaría de Educación tendrá la facultad de fomentar y promover la creación de grupos de comunicación, como la lengua de señas y el sistema Braille.

Querétaro, 8 Febrero 2019.- Tras la aprobación de la reforma a la Ley de Educación, la Secretaría de Educación tendrá la facultad de fomentar y promover la creación de grupos en las instituciones educativas para que, en caso de ser necesario, se utilicen métodos alternativos de comunicación, como la lengua de señas y el sistema Braille.

En sesión de Pleno, los legisladores aprobaron por unanimidad la modificación a la norma para favorecen a las personas con problemas auditivos y visuales, en la impartición de programas que se desarrollen dentro de las escuelas.

Daniela Salgado Márquez recordó que en el estado de Querétaro 29.9 por ciento de la población con discapacidad termina con algún tipo de analfabetismo y estas, aclaró, son las consecuencias de las pocas oportunidades para ellos y la falta de inclusión e igualdad.

“Desgraciadamente estas personas no pueden desarrollarse de forma activa, social y económicamente en su entorno por eso es importante que el Estado cumpla con el cuerpo institucional haciendo que se respete, proteja cumpla y promueva el derecho a una educación inclusiva de calidad”.

Resulta alarmante, dijo que, en la sociedad, la idea que el acceso a una educación de calidad incluyente tiende a ser menos accesible para quienes menos lo necesita.

De ahí, detalló, radica la importancia de apoyar para facilitar el aprendizaje, generar mayores y mejores oportunidades para todas y todos los niños, niñas y jóvenes,

“La iniciativa de hoy, se centra en fomentar y promover la creación de grupos en las instituciones educativas para que en caso de ser necesario utilicen métodos alternativos de comunicación”.

Estos métodos, destacó, deben incluir la orientación a padres, docentes y personal que labora en educación básica y media superior para garantizar el apoyo de los métodos de comunicación y así dar una mejor experiencia en la escuela.

La educación incluyente, aseguró, no se trata de bridar una oportunidad diferente a los discapacitados, sino generar oportunidades para que la educación se adapte a las necesidades de todos los ciudadanos y que tengan la oportunidad de pertenecer a un ambiente inclusivo ya adaptado a la diversidad.

“Es responsabilidad de todos el formar ciudadanos respetuosos y comprometidos con el bienestar social porque de ellos dependerá el futuro de nuestro país y del estado”.