Deficiente servicio y burocracia, priva en centro de salud de Tequisquiapan

centro de salud
El Centro de Salud de Tequisquiapan, presenta diversas deficiencias, que tienen que ver con la atención a los pacientes, servicios y abastecimiento de medicamentos.

Tequisquiapan, 25 Abril 2019.- El Centro de Salud de Tequisquiapan, presenta diversas deficiencias, que tienen que ver con la atención a los pacientes, servicios y abastecimiento de medicamentos.
De acuerdo a los propios usuarios del nosocomio, la entrega de fichas y los horarios de atención que brinda el Centro de Salud, no son suficientes para atender la demanda de las familias del municipio.
Y es que señalan que debido a que los médicos solo prestan atención a las fichas entregadas, muchas personas se quedan sin consulta, por lo que se tienen que trasladar a otros centros hospitalarios, ya sea en San Juan del Río o Cadereyta.

Además se quejaron de que existe desabasto de medicamento y en muchas de las ocasiones, tienen que surtir las recetas en las farmacias particulares, lo que representa un gasto adicional para la economía de sus familiar.
Durante un recorrido realizado por las instalaciones, se pudo comprobar que una larga fila esperaba que los trabajadores del sector salud les surtieran sus recetas, otros esperan hasta horas para ser atendidos en consulta.

Mientras que otros usuarios se quejan del trato déspota del personal, lo que se contrapone con las políticas en materia de salud que ha ofrecido el propio gobernador del Estado Francisco Domínguez Servién y el Secretario de Salud, Julio César Ramírez Arguello.
Para las 13:00 horas del día de hoy, en las instalaciones del Centro de Salud de Tequisquiapan, ya no había ninguna persona del área administrativa, incluyendo al director del nosocomio, para que nos informara sobre las quejas.

Mientras que otros empleados del sector salud, que se supone eran médicos, se encontraban en los consultorios cruzados de pies y con el celular en la mano, mientras que la gente tenía que soportar la burocracia del sector salud en la sala de espera y con sus familiares enfermos.
La atención déspota incluso se refleja en el personal que atiende el área del seguro popular, ya que de entrada, las respuestas que recibimos no fueron muy amigables, hasta que nos identificamos como reporteros, lo que refleja la veracidad de las constantes quejas que recibimos en la redacción de las familias que acuden a solicitar un servicio médico.