Explosión en Tequisquiapan deja un muerto y dos bomberos quemados

Una fuerte explosión de un tanque estacionario de gas LP registrada en una vivienda de la colonia Adolfo López Mateos, dejó un muerto y dos lesionados.

Tequisquiapan, 18 Julio 17.- Una fuerte explosión de un tanque estacionario de gas LP registrada en una vivienda de la colonia Adolfo López Mateos, dejó un hombre muerto y dos bomberos lesionados, así como la vivienda completamente destruída, además de daños a las viviendas de la zona.

Los hechos se registraron alrededor de las 23:00 horas de ayer en el municipio de Tequisquiapan, cuando se registraba un fuerte aguacero y los bomberos acudieron para atender el reporte de una fuga de gas en una vivienda, por lo que al realizar las maniobras se produjo la explosión.
Ante la acumulación de gas en las instalaciones, el estallido destruyó por completo la vivienda y por consecuencia dos de los bomberos, un hombre y una mujer, resultaron gravemente quemados, quedando atrapados entre los escombros.

Mientras que un hombre que al parecer cuidaba la casa, ubicada en la calle Plan de Guadalupe y Lucio Blanco, que fue identificado como Jorge Luis Gómez Martínez, quedó muerto entre los escombros.

De acuerdo a los vecinos, el fuerte estallido fue confundido en ese momento por las descargas eléctricas que se registraban por la fuerte lluvia que cayó en el municipio, por lo que no daban crédito a lo que había sucedido.

Se dijo que ante los hechos los vecinos de la zona, muchos de los cuales sufrieron daños en las estructuras de sus casas y vidrios rotos de las puertas y ventanas, de inmediato trataron de apoyar en las labores de rescate, sin embargo elementos de la policía municipal y estatal que ya se encontraban en el lugar no lo permitieron.

La zona fue acordonada en una cuadra completa, en tanto se sumaron a las labores de rescate de los bomberos accidentados, sus propios compañeros del municipio de Tequisquiapan, así como elementos de Protección Civil y bomberos de San Juan del Río.

“Se escuchó un fuerte estruendo que cimbró a todas las casas de la zona, los vidrios tronaron y pensamos que estaba temblando, pero salimos y vimos que la casa estaba completamente destruída”, dijo uno de los vecinos.

Mientras que una joven buscaba desesperada que el personal de seguridad para ese entonces de la Policía Estatal y municipal, le permitieran cruzar la línea de acordonamiento ya que manifestaba que su padre estaba en la vivienda destruida por la impresionante explosión.

Muchos de los vecinos de la colonia Adolfo López Mateos, señalaron que trataban de apoyar en las labores para remover los escombros y sacar a las víctimas, pero la Policía Estatal se los impidió, ya que incluso se prestaban a facilitar una maquina para remover los escombros, por lo que consideran que en este caso se quedaron todo ‘paralizados’.

“Los policías y todos estaban solo parados ahí, no permitieron que ayudáramos, pero tampoco ellos hacían nada, se quedaron paralizados, se perdió mucho tiempo”, dijo una mujer, vecina de la vivienda afectada.

Ya pasada la media noche, la zona seguía acordonada a la espera de que llegara el fiscal y los peritos en materia de criminalística, para la remoción de los escombros y el rescate del cuerpo del desafortunado individuo que murió al derrumbarse la casa y quien al parecer se desempeñaba como chofer de del Centro de Rehabilitación la Asunción de Tequisquiapan.

Se dijo que los bomberos que resultaron lesionados y con quemaduras de segundo y tercer grado, un hombre y una mujer, se encontraban graves de salud.

Una vez que el cuerpo de la víctima fue rescatado, ya por la madrugada, debido al tiempo que tardaron en llegar las autoridades de la fiscalía, fueron removidos los escombros con maquinaria pesada.

De esta manera se pudieron apreciar también afectaciones a las casas aledañas a la vivienda donde ocurrió la explosión, cuarteaduras de paredes, banquetas y vidrios rotos, así como daños a una camioneta.