San Juan del Río, 4 Julio 2019.- Los cinco árboles que fueron retiraros de las calles del centro de San Juan del Río, estaban enfermos y representaban un riesgo de colapso para los ciudadanos, advirtió el Secretario de Desarrollo Sustentable del Municipio, Oscar Alcántara Peña.

Los árboles que fueron retirados del centro de la ciudad, ya han sido reemplazados.

El funcionario destacó que antes retirarlos de la calle, la dirección de ecología los supervisó y analizó el daño que tenían, por lo que fue en base a una valoración previa que se emitió la autorizaron para sustituirlos.

Indicó que fueron cinco los que han sido retirados y que la mayoría ya fueron sustituidos por otros, sin embargo dijo que existen otros cuatro que están siendo analizados y que también tendrían que quitar para evitar que se colapsen.

“A efecto de reemplazar estos ejemplares de manera inmediata se están sustituyendo uno a uno, es una situación diferente a cualquier otro tipo de acción, ya que se trata de casos de enfermedad”.

Los árboles que fueron retirados, estaban evidentemente dañados.

Alcántara Peña, explicó que los árboles retirados estaban afectados por un hongo y gusanos, que afectan tanto a árboles de sombra como palmeras.

Así mismo hizo hincapié que ante esta situación, incluso algunos ciudadanos han solicitado el derribo de algunos ejemplares que están enfermos y que es evidente ya no tienen vida, representando solamente un riesgo para la ciudadanía.

“Seguimos en el análisis, nosotros actuamos derivado de la denuncia, de la inspección y estos eran casos que se debían atender de manera urgente, ya que incluso había uno ubicado a un costado de una escuela que incluso si le ponías la mano se movía”.

Reiteró que los árboles fueron retirados por enfermedad, debido a que fueron atacados por hongos y gusanos, que los fueron afectando del centro y la raíz, por lo que ya estaban muertos.

En la Avenida Juárez, los árboles que fueron retirados por el área de ecología, ya fueron sustituidos por otros, por lo que la zona no se quedará desarbolada.

Destacó que en la zona oriente hay palmeras que fueron reportadas por habitantes y que están siendo analizadas para que en su caso sean retiradas y sustituidas, ya que subrayó que no se tala un árbol sin un estudio previo.

Por último el funcionario municipal, puntualizó que derivado de la lluvia la tierra se reblandece y es cuando el peso del árbol se ladea, por lo que es cuando se dan cuenta que se tienen que tomar las medidas emergentes, para evitar que con el viento y el agua puedan caerse y ocasionar un incidente a la ciudadanía.