Museos Iztacchichimecapan y de la Muerte en San Juan del Río

San Juan del Río, 18 Mayo 16.- Desde 1977, cada 18 de mayo se conmemora el Día Internacional de los Museos; en San Juan se cuenta con dos espacios de este tipo, el Museo Iztacchichimecapan‬ y el más conocido Museo de la Muerte.

museo-de-la-muerte-5

museo-de-la-muerte-4

museo-de-la-muerte-3

museo-de-la-muerte-2

museo-de-la-muerte-1

museo-de-la-muerte

Museo de la Muerte_

Museo de la Muerte__6

Museo de la Muerte__5

Museo de la Muerte__3

Museo de la Muerte__2Ubaldo Neftalí Sáenz Bárcenas, jefe de patrimonio cultural, señaló que es una conmemoración poco conocida, aunque fue creada por el Consejo Internacional de los Museos (ICOM), y sirve para recordar a la sociedad que un museo es acercar la cultura, tradiciones e historia a la gente.

“Sirve para mostrar a los investigadores el acervo con el que cuenta cada comunidad; algunas se instalan de acuerdo a sus usos y costumbres, como es el caso del museo de la Muerte”, expresó.

Museo de la muerte
El Museo de la muerte, se trata de un museo de sitio, ubicado en el panteón de la Santa Veracruz; una estructura que se edifica del año 1853 al 1857, gracias al proyecto de Felicitas Osornio y Melesio Alcántara; con la finalidad de sepultar a los personajes más populares de la ciudad.

“El panteón de la Santa Veracruz fue rescatado por el centro INAH de Querétaro en el año 1981, luego de que era una estructura que se encontraba en completo abandono”, explicó Sáenz Bárcenas.

El panteón comenzó a vivir el deterioro desde 1967 y posteriormente fue habilitado como Museo de la Santa Veracruz; sin embargo la idea de abrir este museo surge de don Palemón Cabrera y Gilberto Ugalde Campos y no fue sino hasta el 6 de abril de 1977 que queda legalmente constituida la Asociación Civil Pro-Museo Local.

“A partir de 1981 se rescata el panteón como tal, se dignifica y queda consolidado como un museo de sitio, la intención era crear un museo que hable de la muerte y la concepción que los mexicanos tenemos de ella,”, indicó.

El funcionario relata que la antropóloga Sonia Butze presentó un proyecto para crear un museo dedicado a la muerte; y posteriormente agregó: “Hasta 2003 era el único museo en su tipo en América Latina; hay uno más en Guanajuato, que es el de las momias y se llama ‘Museo Salón del Culto a la Muerte’ y el Museo Nacional de la Muerte en Aguascalientes, que como nosotros tienen una gran festividad de día de muertos y fue creado en 2007”, dijo.

La principal diferencia es El Museo de la Muerte de San Juan del Río, se establece directamente dentro del camposanto y que pertenece a la arquitectura de un panteón, donde los visitantes pueden ver las tumbas o lápidas de hombres ilustres sepultados en este mismo lugar, que como museo se vuelve una realidad hasta el año de 1997.

“Este 2016 el panteón de la Santa Veracruz cumple 35 años de haber sido rescatado para ser museo y el 24 de junio de 1997 es cuando se fundó el Museo de la Muerte”, reiteró.

La sala donde se explica desde la época prehispánica hasta la actualidad, la forma en que el ser humano ha interpretado a la muerte como fenómeno cultural, presenta la evolución de las mentalidades, las prácticas rituales y religiosas sobre la muerte en esta región y en nuestro país, abordando el tema en distintos momentos.

“Esta sala nos explica el concepto de la muerte desde lo prehispánico, hasta nuestros días, con su iconografía”, dijo.

La muerte en Mesoamérica que se presenta con una reconstrucción de un entierro prehispánico encontrado en el Barrio de la Cruz; como la muerte en la Nueva España, donde se presentan ritos y costumbres funerarios a partir de la llamada conquista espiritual y la implantación del catolicismo, donde se observa la reconstrucción de un altar, frente al cual se acostumbraba enterrar a los difuntos de mayor jerarquía social o religiosa.

Finalmente se representa a la muerte Laica, mediante el propio cementerio de la Santa Veracruz y la muerte en la cultura popular contemporánea que comprende algunas manifestaciones populares como las calaveras se hacen en la artesanía actual.

Museo Iztacchichimecapan
Museo Iztacchichimecapan, su nombre de origen prehispánico significa: “Tierra blanca de chichimecas, o Tierra de chichimecas blancos” y que fue el nombre anterior a la conquista de lo que ahora es San Juan del Río.

Es un museo completamente arqueológico, donde se encuentran los vestigios prehispánicos y actualmente se ubica en el edificio del Centro Histórico y Cultural de San Juan del Río, frente al jardín de la familia.

“Fue instalado en el año 2000, durante la administración del Gilberto Ortega Mejía y propiamente contiene los hallazgos arqueológicos de la zona del cerro y Barrio de la Cruz”, señaló.

Entre algunas de las piezas que se pueden encontrar en exhibición se figuran vasijas, obsidiana, joyería, sellos y figuras provenientes de los entierros, que fueron descubiertas durante los trabajos que hasta el momento se han desarrollado en la zona arqueológica del Barrio de la Cruz, cuya historia va desde el año 500 a.c. hasta los años 900/1000 d.c.

“Este museo Iztacchichimecapan, originalmente iba a ser el museo de sitio de la zona arqueológica e iba a ser construido en la parte de arriba del Cerro de la Cruz, pero al ser catalogado como zona arqueológica no se puede edificar, ni en la cima ni en los alrededores”, expresó.

Además, el director de patrimonio cultural enfatizó que el Museo Regional de Querétaro, donde al ingresar el municipio sanjuanense, es protagonista al ocupar la primera sala del museo: “Querétaro Prehispánico”, en donde inicia su historia original, precisamente en la zona de San Juan del Río.

Finalmente, en el marco del Día Internacional de los museos, Sáenz Bárcenas hizo un llamado para visitar estos recintos culturales y también realizó una recomendación para se respeten las normas que se establecen, al referir que la función es preservar el patrimonio que como mexicanos tenemos, y que es motivo de orgullo para la humanidad.