Adrián Jaimes Vences “El Faraón” tenía 1 año viviendo en San Juan del Río

El líder de la organización criminal “Guerreros Unidos” se hacía pasar en San Juan del Río como un empresario turístico inmobiliario. FOTO/ROTATIVO

San Juan del Río, 5 Ago 15.- Adrián Jaimes Vences “El Faraón”, tenía un año radicando en una sino muy modesta, si buena casa en el fraccionamiento Villas de San Juan a espalda de otro exclusivo fraccionamiento San Pedro, llegó a radicar aquí con su esposa y sus dos hijas las cuales cursaron un año de escuela en Colegio Particular “Centro Unión”, localizado cerca de su domicilio.

“Eran vecinos tranquilos, nunca nos imaginamos que estuviéramos viviendo cerca de un narco, de hecho el señor casi no radicaba aquí, solo venía fines de semana, su familia la tenía aquí viviendo en aquella casa”, señala al reportero uno de sus vecinos.

Adrian Jaimes Vences “El Faraón se manejaba en San Juan con un bajo perfil, los fines de semana que llegaba a visitar a su familia, raramente traía escoltas o sicarios, en alguna ocasión por el mes de marzo hubo una fiesta a la que asistieron varios asistentes con autos de lujo.

El líder de la organización criminal “Guerreros Unidos” se hacía pasar en San Juan del Río como un empresario turístico inmobiliario ya que decía según los hijos de algunos compañeros de escuela de sus hijas, que tenía una empresa inmobiliaria para transportar turistas en el municipio de Valle de Bravo en el estado de México.

El sábado pasado helicópteros de la Armada de México sobrevolaron su domicilio, entonces Adrian Jaimes Vences “El Faraón se me imaginó que ya le habían detectado con refugio, luego buscó al instante una inmobiliaria la más cercana a su domicilio para buscar la manera de rentar o comparar una casa en la zona, pues ya sus hijas se estaban acostumbrado a la vida social sanjuanense.

Poco le duró el gusto porque en el momento en que contactaba la inmobiliaria para cambiarse de domicilio fue capturado por las fuerzas federales, ello ante el asombro de los sanjuanenses jamás acostumbrados a este tipo de operativos.

El líder de los Guerreros Unidos es señalado de traficar cargamentos de droga a Estados Unidos y diferentes estados de la República Mexicana, además de participar en una serie de narcoejecuciones, secuestros y extorsiones, fue detenido en Querétaro tras labores de inteligencia de la procuraduría General de Justicia del Estado de México y de la Secretaría de Marina armada de México.

De acuerdo a las investigaciones, Adrian Jaimes Vences “El Faraó”, es considerado como el líder del cártel del Estado y de Guerreros Unidos, quien tenía control de la venta de drogas en los estados de México, Guerrero, Morelos, Michoacán, Hidalgo, Querétaro, entre otros.

En julio del 2014, fue detenido José María Chávez Magaña, “El Pony”, en tanto que Pablo Jaimes Castrejón, “La Marrana”, este último, primo de Adrian Jaimes Vences “El Faraón”, fue abatido por las fuerzas federales.

José María Chávez Magaña, “El Pony”, era considerado el principal líder de La Familia Michoacana en el Estado de México, el cual fue detenido en esa fecha por autoridades en el Municipio de Tejupilco.

El presunto delincuente fue detenido por efectivos navales en esa zona, conocida por el Ejército como el Triángulo de la Brecha y en la que el lunes fueron abatidos 22 presuntos criminales.

Desde 2013, Chávez Magaña fue objetivo no sólo para las autoridades sino para los grupos rivales, pues se le consideró el principal factor de la violencia en la entidad.

En octubre del 2011, autoridades federales detuvieron a Martín Rosales Magaña, “El Terry”, considerado el sucesor de “El Chango Méndez”, por lo que “El Pony” tomó el control de La Familia en el Estado de México.

En marzo de 2012, colaboradores de “El Pony”, identificados como “El Gallero”, “El Faraón” y “El Bofo”, se unieron a los Guerreros Unidos, con quien La Familia mantiene una disputa, sobre todo en el Valle de Toluca.

“El Pony” también operó al lado de Pablo Jaimes Castrejón, “La Marrana”, abatido en agosto de 2013 por militares. “La Marrana” controlaba la distribución de drogas en Tejupilco, al sur del Estado de México, y era considerado el líder del cártel en el Municipio de Luvianos.

El narcotraficante, ahora detenido, Adrian Jaime Venses “El Faraón” es originario de Palo Gordo, municipio de Luvianos, Estado de México, es aficionado a las peleas de gallos y en los municipios del sur de la entidad mexiquense, arreglaba peleas. Rodeado de gente armada de Michoacán y de los municipios sureños.

Según las investigaciones, los comandantes de apellido Castillo y Agustín Mondragón, ambos de la Comisión Estatal de Seguridad (CES), presuntamente, brindan protección al narcotraficante, Adrian Jaime Vences, El Faraón, primo de “La Marrana”, es originario de Palo Gordo, municipio de Luvianos. Por Armando Guerra.