Drogadicto burla a policías y amenaza suicidio desde Iglesia en San Juan

SEGURIDAD

San Juan del Río, 20 Dic 12.- Un joven de alrededor de 22 años de edad, que ingería productos tóxicos en la vía pública, escapó a la policía cuando iba a ser detenido y esposado, por lo que se refugió en la cornisa de la Parroquía de San Juan del Río, donde permaneció alrededor de 3 horas antes de que lo convencieran a entregarse.

 

De esta manera se dio a la fuga hasta llegar a la Iglesia, donde se refugió y trepó a las cornisas, confirmó Francisco Pájaro, vocero de la Iglesia y representante de la pastoral cultural de la parroquia.

El director operativo de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) Oswaldo Gómez Martínez, confirmó que el individuo se sustrajo de la detención, por lo que habrán de investigar si los uniformados incurrieron en exceso de confianza, para que pudiera escaparse.

Los hechos ocurrieron en el preciso momento que el Procurador de Justicia Arsenio Durán Becerra y el titular de la SSC Adolfo Vega Montoto, participaban en la ceremonia de inicio del operativo Navideño, que se realizó mediante un impresionante despliegue de seguridad en la zona centro de la ciudad.

En el operativo para detener y bajar al sujeto del edificio de la Iglesia, participaron además los bomberos, Cruz Roja y Protección Civil, así como personal de psicología de la SSPM que coadyuvó para que el vicioso se entregara de manera voluntaria a las autoridades.
Cabe mencionar que durante la intervención de los uniformados para detenerlo, el sujeto trató de desarmarlos, aprovechando para escapar.

También intentó tirar a los policías cuando subían por una escalera en el edificio de la Iglesia, lo que evidenció la falta de capacidad de los uniformados para actuar en este tipo de contingencias.

El perímetro de la Iglesia en el cetro histórico de la ciudad fue acordonado por la policía municipal, y demás cuerpos de seguridad, así como de protección civil, bomberos y cruz roja, que apoyaron para bajarlo.

El desquiciado sujeto bajo los efectos de las drogas amenazaba también con arrojarse al vacío, por lo que almenos unos 30 policías permanecían en el interior e la Iglesia para tratar de convencerlo y lograr su detención. Fue detenido y asegurado unos 10 minutos antes de las 16:00 horas y trasladado al ministerio público, ya que la Iglesia dijo que interpondría una denuncia por atentar contra la sede, debido a los daños sufridos en diversos artículos religiosos.