Cruceros envenenan el aire de los destinos turísticos europeos

La Comisión Europea debe limitar las emisiones contaminantes de los cruceros turísticos que recorren importantes destinos en el continente.

Bruselas, 12 Jun (Notimex).- La Comisión Europea debe limitar las emisiones contaminantes de los cruceros turísticos que recorren importantes destinos en el continente, ya que expiden mayores cantidades de contaminación que millones de automóviles juntos, recomendó la organización Transport&Environment (T&E).

Una reciente investigación de la organización no gubernamental, con sede en la capital belga, encontró que los cruceros envenenan con óxidos de azufre (SOx) el aire de las ciudades portuarias que visitan, revelando datos sobre las dos compañías más grandes que ofrecen servicios turísticos.

De acuerdo con el estudio, las “ciudades flotantes” de la empresa Carnival Corporation emiten hasta 10 veces más SOx que 260 millones de vehículos en Europa, mientras que los grandes barcos de Royal Caribbean Cruises expulsa cuatro veces el compuesto de la flota europea de autos.

Los datos, recopilados de los satélites que monitorean el movimiento de los navíos, mostraron que las ciudades portuarias más afectadas por la emisión de SOx son Barcelona y Palma de Mallorca, en España; Venecia y Civitavecchia, en Italia; así como Southampton, Inglaterra.

Las emisiones contaminantes de los cruceros causan daños en la salud de las personas, pero también afectan directamente al medio ambiente, ya que los óxidos de azufre son los principales agentes de la lluvia ácida y de la acidificación de los mares.

Los puertos turísticos y sus habitantes están expuestos a altos niveles de contaminación, ya que las visitas de los cruceros son frecuentes y prolongadas, y utilizan el combustible “más sucio posible”, sostuvo Faig Abbasov, directivo de T&E.

Afirmó que las autoridades en muchos países están prohibiendo o limitando los automóviles que utilizan combustible y contaminan, pero al mismo tiempo están permitiendo que los grandes cruceros arrojen contaminantes que causan “un daño inconmesurable”.

El estudio refiere que los cruceros además emiten óxidos de nitrógeno (NOx) en cantidades que equivalen al 15 por ciento de toda la flota de automóviles en Europa, pero también partículas ultrafinas PM2.5, que causan muerte prematura e incluso cáncer de pulmón y enfermedad cardiovascular, así como asma.

La próxima Comisión Europea habrá de responder a los llamados para reducir y llevar a cero las emisiones de los enormes cruceros y después extender los límites a otro tipo de buques, sugiere T&E y recomienda extender las áreas de control de bajas emisiones (ECA), actualmente ubicadas en los mares del Norte y el Báltico, al resto de los mares europeos.