Cinco mil refugiados llegan al Congo por conflicto en Sudán del Sur

refugiados
Unos 5 mil refugiados han llegado a la República Democrática del Congo procedentes de Sudán del Sur para escapar de los combates y la violencia.

Ginebra, 12 Feb (Notimex).- Unos cinco mil refugiados han llegado a la República Democrática del Congo procedentes de Sudán del Sur para escapar de los combates y la violencia en esa nación, informó hoy el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Dijo que en los últimos días además unas ocho mil personas se encuentran desplazadas en Sudan del Sur en las afueras de la ciudad de Yei, en el suroeste de esa nación.

Indicó que los refugiados se encuentran en varias aldeas fronterizas cerca de la ciudad de Ingbokolo, en la provincia de Ituri, al noreste de la República Democrática del Congo.

Refirió que “las personas huyen de los enfrentamientos que comenzaron el 19 de enero entre el ejército y el grupo rebelde Frente de Salvación Nacional (NAS), en Sudán del Sur que limita con la Uganda y Republica Democrática del Congo”.

El portavoz de ACNUR, Babar Baloch, refirió en conferencia de prensa que “los enfrentamientos están bloqueando el acceso humanitario a las zonas afectadas”.

“En la República Democrática del Congo, los que huyeron de la violencia llegaron a pie durante el fin de semana. La mayoría son mujeres, niños y ancianos. Llegaron exhaustos, hambrientos y sedientos”, apuntó.

“Entre ellos se encuentran personas que padecen malaria u otras enfermedades. Muchos sufren traumas por haber presenciado incidentes violentos, incluidos hombres armados que, según informes, asesinaron y violaron a civiles y saquearon aldeas”, manifestó.

El personal de ACNUR en la provincia de Ituri señaló que las personas desesperadas buscan refugio en iglesias, escuelas y casas abandonadas, o que duermen a la intemperie.

“Ituri es un área remota y las aldeas fronterizas casi no tienen infraestructura o centros de salud. Los recién llegados sobreviven gracias a la comida que comparten con los aldeanos locales”, mencionó Baloch.

“Las zonas a las que han llegado los refugiados son difíciles de alcanzar, con carreteras y puentes muy dañados y en mal estado, por lo que las autoridades congoleñas están alentando a la gente a que se aleje de la zona de frontera volátil y se mueva hacia el interior, donde pueden obtener una mejor ayuda”, destacó.

ACNUR envió personal adicional a Ituri para registrar a los refugiados y apoyar su posible reubicación. “Sin embargo, necesitamos fondos para establecer refugios y brindar asistencia, incluidos alimentos, agua y servicios médicos en el asentamiento de refugiados más cercano, Biringi”.

El portavoz comentó que “Biringi se encuentra más al sur y tiene una población de más de seis mil refugiados del sur de Sudán”.

El conflicto en Sudán del Sur ha creado más de 2.2 millones de refugiados desde 2013, por lo que ACNUR reiteró su llamado a todas las partes en conflicto para tomar medidas para garantizar la seguridad de los civiles y su libertad de movimiento, así como garantizar rutas seguras para los civiles.