Se agotan recursos para asistir a desplazados de Irak y Siria: ACNUR

Ginebra, 11 Nov (Notimex).- La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) advirtió hoy que con la llegada del invierno es imprescindible reforzar la ayuda para quienes huyen de la violencia en Siria e Irak y que la falta de recursos la obligará a tomar decisiones difíciles.

En declaraciones a la prensa en Ginebra, Amin Awad, coordinador regional de ACNUR para Siria, afirmó que la agencia tendrá que priorizar la asistencia teniendo en cuenta factores como la altura en que se encuentran los campamentos, donde las temperaturas son más frías.

Añadió que se tendrá en cuenta donde están las personas más vulnerables a esas temperaturas, al viento, la lluvia y la nieve, como los recién nacidos, los menores de cinco años, las personas mayores y los enfermos.

ACNUR admitió que tiene un déficit de cerca de 60 millones de dólares para asistir a más de 13 millones de desplazados internos y refugiados en Irak y Siria.

“Quisiéramos ayudar a todas las personas y mantenerlos con calor, pero la verdad es que las poblaciones siguen su desplazamiento en este momento del año, y el financiamiento se reduce. Hemos llegado a la segunda semana de noviembre y el frio está aquí, por lo que tenemos que priorizar”, dijo Amin Awad.

Incluso, lamentó que podría haber muertes ocasionadas por el frío intenso de la región y la vulnerabilidad de los desplazados.

Cerca de 13.6 millones de personas, más que el total de la población en Suiza, han sido desplazadas por los conflictos en Siria e Irak, muchos en situación desesperada sin alimento ni refugio y obligados a huir por la amenaza del autodenominado Estado Islámico y el conflicto armado en Siria.

Awad, lamentó que el mundo se está volviendo insensible a las necesidades de los refugiados y a la tragedia en la que están inmersos.

De los 13.6 millones de personas forzadas a dejar sus hogares, 7.2 millones corresponde a desplazados dentro de Siria, así como 3.3 millones de refugiados sirios en el extranjero, principalmente países vecinos, mientras que se calculan 1.9 millones de desplazados en Irak.