Siderúrgica de Venezuela camina hacia un precipicio

Caracas, 25 Jul (Notimex).- La poca disponibilidad de insumos y refacciones, una pésima gerencia y una alta conflictividad laboral son circunstancias que están llevando a la estatal Siderúrgica del Orinoco “hacia un precipicio”, alertó hoy el ex líder sindical Miguel Rosillo.

“Esta complicada situación ha impedido el desarrollo de los planes anunciados por el gobierno para su crecimiento y pone en peligro la estabilidad laboral en la zona del hierro”, señaló Rosillo, ex dirigente sindical de Ferrominera del Orinoco.

En entrevista con Notimex, Rosillo expuso que en los primeros cinco meses de 2014 la estatal Siderúrgica del Orinoco (Sidor) produjo 379 mil toneladas de acero líquido, el equivalente a lo que producía en un mes, bajo la administración del consorcio argentino Ternium, en el año 2007.

“Calculo que este año la acería no producirá más de lo que fabricó al cierre de 2013, 1.5 millones de toneladas, lo que significa que Sidor camina hacia un precipicio”, reiteró el dirigente del partido de izquierda Causa R, en Ciudad Guayana.

Rosillo prevé pérdidas de más de mil millones de dólares, porque “las inversiones aprobadas no están destinadas a resolver los cuellos de botella de la producción, sino a financiar un ambicioso proyecto que presenta más interrogantes y debilidades que certezas”.

El sindicalista se refiere a un contrato firmado entre Sidor y la compañía china Minmetals Engineering, por 250 millones de dólares para la instalación de una máquina de colada continua de redondos con la que se espera diversificar la producción.

“El proyecto cuestionado por los trabajadores, está dirigido a reactivar una fábrica de tubos sin costura que está en el suelo, mediante el suministro de elevadas toneladas de acero que actualmente no produce Sidor, debido la crítica situación que atraviesa”, destacó.

El ex líder sindical recordó que el plan de Sidor era producir más de cuatro millones de toneladas al año para cubrir las necesidades nacionales en planchones, alambrón, cabillas y tubos.

Pero reveló que, “sin embargo, el país está importando acero en planchones, laminados y otros productos”.

Rosillo criticó que en seis años de nacionalización Sidor ha tenido siete presidentes, y agregó: “el más reciente de ellos, Tomás Andrea Schwab, fue recibido con un paro por el incorrecto pago de pasivos laborales adeudados a los trabajadores sidoristas desde el año 2008”.

Insistió en que la situación gerencial de Sidor es crítica, y denunció que la junta directiva, que planifica y toma las decisiones más importantes, no se reúne desde agosto de 2012.

“Tampoco los estados financieros de los últimos tres años han sido presentados”, se quejó.