Minimizan partidos tradicionales UE impacto de alza de euroescépticos

Bruselas, 26 May (Notimex).- Las principales formaciones políticas del Parlamento Europeo (PE) minimizaron hoy aquí la importancia de la ascensión de los partidos euroescépticos en las elecciones para la Eurocámara celebradas ayer domingo.

El candidato del Partido Popular Europeo (PPE) a la presidencia de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, destacó que “dos tercios de los europeos han votado por fuerzas tradicionales y europeístas”.

“Habrá que dar respuesta a los euroescépticos, pero no hay que olvidar que lo mayoritario ha sido el europeísmo”, dijo en rueda de prensa.

En la misma línea se pronunció el presidente del Partido Socialista Europeo (PSE), Hannes Swoboda, quien considera que “no ha habido una victoria aplastante de los extremistas y euroescépticos”.

“Hay unos avances estremecedores por parte de extremistas en algunos países, sobre todo en Francia, pero en general vemos un fuerte componente nacional a este incremento (de las fuerzas) antieuropeas”, observó en un comunicado.

Para la Confederación Europea de Sindicatos (CES), el resultado de los comicios para la Eurocámara en una señal de que los europeos “están hartos del desempleo, de la austeridad y del empeoramiento de sus estándares de vida”.

“Para los ciudadanos la crisis no ha terminado. Salvar el euro fue un comienzo, pero el reto real es lograr que 26 millones de desempleados en Europa vuelvan a trabajar”, sostuvo en un comunicado la secretaria general de la CES, Bernadette Ségol.

“La austeridad no es la respuesta. Tiene que haber un cambio de política. La UE debe centrarse en las necesidades de sus ciudadanos”, añadió.

Por su parte, la Red Europea contra el Racismo (ENAR, por sus siglas en inglés) llamó la atención por el impacto del progreso de los extremistas sobre la vida de los europeos, “y en particular en Francia”.

“Con esos resultados se espera que 12 por ciento de la población europea, unos 60 millones de habitantes, pueda ser injustamente tratado, discriminado o, lo que es peor, que sean víctimas de la violencia racista”, analizó en un comunicado la presidenta de la organización, Sarah Isal.

“Cuando se apoya a los partidos racistas y xenófobos, como en Francia, en donde ha sido respaldado por el 25 por ciento, los partidos políticos generales y la sociedad deberían de preocuparse”, expresó.