Presentan dictamen para acotar –ahora sí– fuero militar

Por la Redacción
México, DF, 11 jul 13 (Cimacnoticias).- El Senado retomará los trabajos para reformar el Código de Justicia Militar, luego de que este miércoles la Comisión de Justicia presentó un dictamen en el que convergen ocho iniciativas que buscan que las violaciones a Derechos Humanos (DH) cometidas por militares sean juzgadas en tribunales civiles.

Con este dictamen se abre la puerta para que el Poder Legislativo reforme el fuero militar conforme a las resoluciones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), y a las cuatro sentencias contra México dictadas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH) sobre violaciones cometidas por efectivos castrenses.

Las y los legisladores acordaron que a finales de agosto próximo convocarán a defensores de DH, juristas, académicos e integrantes de las Fuerzas Armadas a debatir el dictamen, que deberá ser votado en las comisiones de Justicia, Defensa Nacional, Estudios Legislativos, Estudios Legislativos, primera, y Estudios Legislativos, segunda.

El dictamen del Senado suma varias propuestas: en abril de 2009 senadores del Partido de la Revolución Democrática (PRD) presentaron una iniciativa para reformar el fuero militar; en octubre de 2010 Felipe Calderón presentó su iniciativa, y en ese mismo mes el PRD volvió a presentar otra propuesta.

En septiembre de 2012 el Partido Verde Ecologista de México presentó su proyecto, y en el mismo mes el PRD dio a conocer otra iniciativa. En febrero pasado el Partido Revolucionario Institucional (PRI) hizo lo propio, y en marzo de este año un legislador priista y otro perredista presentaron sus propias iniciativas para reformar el fuero castrense.

Las ocho iniciativas surgieron como una forma de atender la demanda de organizaciones civiles que hicieron evidente las sentencias de la CoIDH, organismo que en noviembre de 2009 dictó la primera condena internacional contra México y en la cual exhortó a las autoridades a reformular su legislación en materia de jurisdicción militar.

En esta primera sentencia –sobre el caso de la desaparición forzada del líder social Rosendo Radilla a manos del Ejército–, el organismo internacional señaló que el Estado mexicano debía garantizar que las violaciones a DH fueran investigadas, juzgadas y sancionadas en tribunales civiles, y no militares como actualmente ocurre.

Después, en agosto de 2010, la CoIDH dictó dos condenas más en el mismo sentido; esta vez por la violación sexual de las indígenas Inés Fernández y Valentina Rosendo por parte de militares. El último fallo fue en noviembre de ese mismo año por la detención arbitraria y tortura de los campesinos ecologistas Teodoro Cabrera y Rodolfo Montiel.

El dictamen que presentó la Comisión de Justicia reconoce el argumento de la CoIDH, que en su momento afirmó que la violación sexual por parte de personal militar no guarda, en ningún caso, relación con la disciplina o la misión castrense, y por tanto este delito no podía ser juzgado en tribunales militares.

Con estos criterios y con los argumentos de la SCJN sobre los límites del fuero militar, las y los senadores proponen restringir la jurisdicción castrense sólo a aquellos delitos que efectivamente atenten contra la disciplina de los efectivos militares, y para ello modificarán el artículo 57 del Código de Justicia Militar.

Con la reforma se establecerá que los órganos castrenses conocerán sólo los delitos que se cometan contra la disciplina y no podrán juzgar delitos si hay civiles involucrados, o si se lesionan bienes jurídicos tutelados como la vida, la integridad física o la libertad psicosexual, por ejemplo en casos de homicidio, tortura o violación sexual.

El dictamen establece: “Vale la pena destacar que la redacción propuesta supone que ninguna violación a Derechos Humanos sea conocida en el fuero militar, sin tener que incorporar en el texto normativo una alusión específica a los Derechos Humanos, que podría resultar en exceso abierta”.