Gobiernos no manejarán el dinero de la iniciativa Spotlight

Spotlight
La iniciativa Spotlight, no destinará recursos "ni al gobierno federal, ni a los gobiernos locales, sino que los manejarán directamente seis agencias de Naciones Unidas".

México, 24 junio (SEMlac).- La Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim) informó que la iniciativa Spotlight, lanzada en México en mayo pasado, con 500 millones de euros para una acción mundial que busca atemperar la violencia contra las mujeres “en forma integral”, no destinará recursos “ni al gobierno federal, ni a los gobiernos locales, sino que los manejarán directamente seis agencias de Naciones Unidas”.

La comisionada Candelaria Ochoa dijo que la Conavim, junto con las agencias financieras, el Instituto Nacional de las Mujeres y la Secretaría de Relaciones Exteriores será parte del Comité Directivo de la iniciativa en México, que forma parte del llamado Programa País, que construye cada año a la ONU con los estados miembros. No se conoce el de 2019.

Lo cierto es que la iniciativa, incluso presentada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, habla de que trabajará en cinco municipios: Ecatepec y Naucalpan, en el Estado de México; Chihuahua y Ciudad Juárez, en Chihuahua, y Chilpancingo, en Guerrero.

De forma extraoficial se sabe que laborarán preferentemente con organizaciones civiles y se intuye que se trata de un proyecto focalizado en probar salidas que erradiquen la violencia contra las mujeres. La información oficial del 29 de mayo fue que para México habrá, en principio, una inversión de 11.8 millones de dólares (unos 250 millones de pesos mexicanos). Un poco más de los 200 millones de pesos que tiene para operar CONAVIM para todo el país.

Es decir, habrá 50 millones de pesos promedio para acciones en los municipios elegidos por las agencias de Naciones Unidas. Estas agencias atienen asuntos de la condición social de las mujeres, a través de ONU Mujeres; Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD); el Fondo de Naciones Unidas para la población (UNFPA), la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODOC), la oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU DH) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

Estas agencias se asociaron, por lo que ONU llamó a esta iniciativa una asociación multianual sin precedentes entre la Unión Europea y las Naciones Unidas, con un alcance integral y enfocado, en México, a cinco municipios de tres entidades de la República.

Según la comisionada Ochoa, entre las funciones del Comité Directivo están la Coordinación, Implementación y Comunicación de la Iniciativa, así como la aprobación del Plan de Trabajo y revisión de resultados.

No obstante, todavía son poco claras las acciones que se desarrollarán. Se explica en la ONU que la Iniciativa Spotlight de la UE y la ONU es para erradicar la violencia contra las mujeres y las niñas.

Todo comenzó, dice, en septiembre de 2017, como una ambiciosa asociación conjunta para erradicar todos los tipos de violencia contra las mujeres y las niñas en todo el mundo. Con esta iniciativa, se pretende movilizar el compromiso de los dirigentes políticos y contribuir a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y, más concretamente, del Objetivo 5 sobre igualdad de género y del objetivo 16 sobre sociedades pacíficas e inclusivas.

Considera que eso es posible mediante la creación de nuevas colaboraciones entre diversas partes y un apoyo concreto a gran escala respaldado por una dotación financiera específica inicial de la UE de 500 millones de euros, desplegando inversiones selectivas y a gran escala en Asia, África, América Latina, el Pacífico y el Caribe, con el objetivo de lograr mejoras significativas en la vida de las mujeres y las niñas. Hasta ahora no se conoce la inversión para el Pacífico y el Caribe.

Antes de crear la iniciativa, ONU diagnosticó que “las inversiones en prevención y servicios esenciales para los sobrevivientes de violencia y sus familias han sido insuficientes o desiguales dentro de los países. Sabemos que las soluciones dependen de trabajar en múltiples niveles y traer a muchos actores diferentes a la mesa. Necesitamos tener las conversaciones incómodas que abordan las causas fundamentales de tal violencia y extender los derechos y oportunidades a aquellas que anteriormente han sido excluidas”.

SEMlac sabe que las autoridades mexicanas, desde antes de la nueva administración, destacaron como fundamental poner en marcha un sistema nacional de prevención; fortalecimiento a los refugios de mujeres -ahora sin plan y sin recursos- y campañas sistemáticas, profundas y eficientes para lograr el cambio cultural. No obstante, estas propuestas no han sido consideradas hasta ahora.

Que dice, qué hace o hará
Desde su lanzamiento, la Iniciativa Spotlight ha estado trabajando en colaboración con países de Asia (el programa Safe and Fair -Seguro y justo – para trabajadoras migrantes); África (con un enfoque en la violencia sexual y de género y prácticas nocivas), y América Latina (centrándose en feminicidio) con planes para extender las actividades al Pacífico y al Caribe en los próximos meses.

Explica Naciones Unidas que se trata de algo colaborativo -lo que en México apenas se empieza a conocer- que en la fase de planificación se trabajó con el funcionariado de gobiernos de varios departamentos saliéndose de la estructura con socios internacionales de diferentes agencias de la ONU y la UE, la sociedad civil y activistas que generalmente son excluidas de las mesas de toma de decisiones y diseño de proyectos. Cada programa de país está dirigido por el Coordinador Regional de la ONU, en línea con los últimos esfuerzos de reforma de la ONU para hacer que la iniciativa sea más colaborativa, transparente y efectiva.

En Malawi, a través de Spotlight, apoyamos el diálogo sobre normas sociales discriminatorias. Por ejemplo, a través del teatro comunitario se involucran a líderes y educadores tradicionales para enseñar a sus comunidades cómo construir relaciones no violentas, respetuosas y equitativas desde la primera infancia en adelante.

En México, estamos capacitando a personas que trabajan en el sector salud para identificar los primeros signos de abuso y prevenir la violencia contra las mujeres a través de campañas escolares para crear conciencia sobre los estereotipos de género y las ideas negativas sobre la masculinidad.

En Níger, estamos involucrando a hombres y niños, y fortaleciendo la capacidad de defensores y defensoras de los derechos de las mujeres para abogar por una reforma de políticas y comprometer a quienes toman las decisiones. El enfoque en Níger, como en los otros siete países participantes en África, es la violencia sexual y de género, las prácticas nocivas (como el matrimonio infantil y la mutilación genital femenina), así como los derechos de salud sexual y reproductiva.

En Zimbabwe, utilizamos la radio y otros medios para generar conciencia sobre la problemática. Para garantizar que todas las mujeres y niñas puedan acceder a los servicios, incluyendo a quienes tienen discapacidad, estamos introduciendo medidas como rampas de acceso en los centros de servicios, lenguaje de señas, versiones en braille y audio de materiales de información.

Guiada por principios comunes de derechos humanos, por los beneficios del multilateralismo, así como por los objetivos establecidos por la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, la Iniciativa Spotlight refleja un profundo compromiso con la eliminación de la violencia de género en todo el mundo. La Iniciativa es un programa emblemático para la reforma de las Naciones Unidas a fin de cumplir de manera integrada con los ODS.

La violencia contra las mujeres ha sido ignorada o mantenida en las sombras por demasiado tiempo. El nombre de la Iniciativa -Spotlight (Bajo el reflector en español) – simboliza la importancia de llevar este problema a la luz para que pueda ser visto, abordado y eliminado. La ONU y los países participantes están dispuestos a difundir esa luz. Ahora es el momento para que todos nos unamos.

Spotlight en México
Tras el anuncio, lo que hay son muy diversas interpretaciones. La falta de información ha generado supuestos muy diversos. Hace unos días en Guerrero, la responsable municipal de la política de género en Chilpancingo, Marisol Cuevas, dijo: “mencionaré Spotlight, iniciativa que viene para Chilpancingo es una iniciativa internacional con 11 millones 800.000 dólares, que se van a dividir en tres estados de la República”

De esos tres estados, continuó, “le toca a Guerrero ser partícipe y solamente le corresponde a Chilpancingo, e informó que la Secretaria de la Mujer explicó que esa iniciativa se va a replicar en los demás municipios”, lo cual revela desconocimiento.

Otra afirmación sin claridad es que notas periodísticas afirman: “oficialmente Spotlight señaló que se seleccionó a estas localidades (Naucalpan, [Ecatepec, Chilpancingo, Ciudad Juárez y Chihuahua) por sus altas tasas de defunciones femeninas con presunción de homicidio, desapariciones de mujeres y porcentajes altos de víctimas de violencia sexual”.

Toda la documentación oficial no señala en ninguna parte esta afirmación.

Hasta ahora la única información oficial señala que, en México, el programa tendrá una duración de cuatro años y será implementado por seis agencias de la ONU en estrecha coordinación con el gobierno federal, los gobiernos estatales, organizaciones de la sociedad civil y la Unión Europea.

Para esta iniciativa mundial la Unión Europea destinó 500 millones de euros. En América Latina se implementará en Argentina, El Salvador, Guatemala y Honduras, además de México.

Spotlight busca prevenir y eliminar los feminicidios; que las mujeres y las niñas que sean víctimas de violencia accedan a más y mejores servicios de apoyo y protección; que tengan acceso a la justicia en condiciones de libertad, seguridad y sin discriminación, y que conozcan sus derechos y las instancias a las que pueden acudir en caso de ser violentadas.

La iniciativa se centra en seis pilares para atender a mujeres y niñas como mejorar las normas y las políticas para evitar discriminación y la violencia; fortalecer a las instituciones responsables de prevenir, investigar, sancionar y eliminar la violencia, especialmente el feminicidio; cambiar normas sociales, formas de pensamiento y conductas; garantizar y hacer accesibles los servicios de salud, sociales, legales y policiales de calidad; mejorar los sistemas de recolección de datos que permitan tomar decisiones informadas de política pública; y fortalecer los grupos de mujeres y organizaciones de la sociedad civil que promueven los derechos de este sector de la población.

En este sentido, Phumzile Mlambo-Ngcuka, secretaria general adjunta de las Naciones Unidas y directora ejecutiva de ONU Mujeres señaló que no hay un país en el mundo que haya alcanzado la igualdad de género. “El mayor indicador de esto es que la violencia contra las mujeres no ha podido ser erradicada. Por ello necesitamos crear un esfuerzo global para terminar con este flagelo”.

Con Spotlight, dijo, se combatirá la impunidad, se buscará el acceso a la justicia, se trabajará para que haya datos certeros y se empoderará a las mujeres para que tengan una mejor calidad de vida.

El proyecto se implementará en los municipios de Chihuahua y Ciudad Juárez en Chihuahua, Chilpancingo en Guerrero, Ecatepec y Naucalpan en el Estado de México con el objetivo de compartir experiencias con otros estados como Veracruz, Puebla, Ciudad de México y Nuevo León.

El Embajador de la Unión Europea, Stefano Manservisi, destacó que la iniciativa Spotlight es una respuesta multilateral y de cooperación para enfrentar los desafíos en materia de género. Para la Unión Europea, dijo, la defensa de las mujeres y la eliminación de la violencia en su contra es una prioridad, tal como lo establece la Agenda 2030.