Conasami fijará salario para trabajadoras del hogar en mayo próximo

Conasami
La Conasami fijará en mayo el salario mínimo que deben percibir las trabajadoras del hogar, el cual, coinciden el gremio, académicas y organizaciones.

La Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami) fijará en mayo el salario mínimo que deben percibir las trabajadoras del hogar, el cual, coinciden el gremio, académicas y organizaciones, debe ser mayor al mínimo actual ubicado en 102.68 pesos.

Esta mañana la Conasami escuchó en el foro consultivo “Hacia la fijación del salario mínimo de las trabajadoras del hogar” las propuestas que tienen el sindicato de empleadas del hogar, personas de la academia y organizaciones civiles. Las cuatro coinciden en un pago que oscila entre los 102 y los 300 pesos.

La Ley Federal del Trabajo (LFT) establece que la Conasami fije el salario mínimo de las trabajadoras del hogar, pero hasta ahora la institución había evadido su responsabilidad. Por ello su presidente Andrés Peñaloza Méndez, dijo que saldarían esta deuda histórica y para el próximo mes ya tendrán una respuesta elaborada a partir de las propuestas discutidas durante el foro.

De acuerdo con cifras de la Conasami actualmente 38 por ciento de las trabajadoras del hogar percibieron menos de un salario mínimo, es decir, 879 mil 897 empleadas, ganan menos de 102 pesos.

Al respecto, en el diálogo de propuestas, el doctor de la Universidad Iberoamericana de Puebla, Miguel Calderón Chelius, destacó que el salario para las trabajadoras del hogar debe estar por encima del mínimo actual, a fin de garantizarles no sólo a ellas una vida digna, también a sus familias.

Según la Conasami, de las trabajadoras que perciben menos de un salario mínimo en promedio cada una tiene 2 hijos.

Calderon Chelius insistió que no se puede tomar como base los 102 pesos de salario mínimo actual porque es demasiado bajo y está en el límite de la línea de pobreza que establece el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), el cual es de 103 pesos.

El reto de la Conasami será entonces garantizar una vida digna al sector y un pago que puedan realizar los empleados e irlo ajustando, además debe generar mecanismos para que los salarios se paguen, concluyó el académico.

Cabe recordar que la reforma a la LFT que aprobó el Senado de la República sobre los derechos de las trabajadoras del hogar contempla que su pago debe ser mayor a dos salarios mínimos, falta que la propuesta sea aprobada por la Cámara de Diputados.

Otra observación que realizó la doctora del Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias de la UNAM, Mercedes Pedrero Nieto, es que del pago del salario para las trabajadoras del hogar se debe quitar de la LFT la consideración que 50 por ciento puede ser en especie (alimentación y hospedaje) sobre todo para las que viven en el hogar donde trabajan.

El artículo 334 de la Ley Federal del Trabajo establece que el pago en alimentos y habitación puede ser hasta 50 por ciento del salario que reciben las trabajadoras del hogar. Al respecto la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en el Convenio 189 sobre un trabajo digno del hogar, da la posibilidad de que una proporción limitada del pago se haga en especie, siempre que su valor sea justo y razonable.

Actualmente no hay consenso sobre la proporción de pago en especie que pueden percibir las trabajadoras del hogar pero la OIT sí califica de elevada que sea del 50 por ciento como ocurre en el caso mexicano.

Para la doctora Pedrero Nieto el hospedaje para las trabajadoras del hogar debe considerarse una prestación y no como parte de su salario.

En el país las trabajadoras del hogar se han organizado para demandar sus derechos laborales en el Sindicato Nacional de Trabajadoras del Hogar (Sinactraho). Su fundadora, Marcelina Bautista Bautista, presentó en el foro el tabulador de salarios que realizó el gremio, el cual contempla distintos pagos dependiendo de la profesionalización y tareas que realizan las empleadas.

El salario más bajo que proponen es de 300 pesos diarios por realizar actividades de limpieza general, compras de alimentos o limpieza de artículos. Aumenta 350 pesos diarios cuando además cuidan a personas, lavan y/o planchan ropa, son recamareras, hacen cocina básica, y cuidadoras de mascotas.

Para las trabajadoras del hogar que fungen como ama de llaves, cocinera de preparación intermedia, cuidadora de personas enfermas, adultas mayores, con discapacidad o niñez menor de edad, el tabulador del Sindicato contempla que reciban un salario de 450 pesos al día. Para las que tengan certificados profesionales, diplomas específicos o reconocimientos oficiales para realizar todas estas tareas, el salario incrementa a 550 pesos al día.

Otras de las propuestas del salario mínimo para las trabajadoras del hogar que la Conasami analiza son: que el pago sea mayor al mínimo general y tengan como referencia el salario mínimo de la Zona Libre de la Frontera Norte, es decir de 102.68 a 176.72 pesos.

Que sea al menos la mitad del salario mínimo promedio, el cual se ubica en 373.60 pesos. Por ende, sería de entre 176.72 y 186.8 pesos.

O bien, dado que la mediana del salario por hora de las trabajadoras del hogar es igual a 25 pesos, una jornada completa se pagaría en 200 pesos.

Durante el foro participó también la diputada federal Fabiola Loya Hernández quien se congratuló de la decisión del Senado de la República por aprobar esta semana las reformas a la LFT para garantizar a las trabajadoras del hogar un contrato escrito, la afiliación obligatoria al seguro social y el pago de más de dos salarios mínimos. La legisladora se comprometió a dialogar con sus compañeros para que aprueben el dictamen antes del 30 de abril que concluyen sesiones.

Por su parte la secretaria del Trabajo y Fomento al Empleo de la Ciudad de México, la doctora Soledad Aragón Martínez, informó que el gobierno capitalino está realizando un estudio sobre las condiciones de las trabajadoras del hogar en la urbe a fin de generar una política pública local que les asegure el respeto a sus derechos laborales.