Queremos derechos: Red Nacional de trabajadoras del Hogar

Salario mínimo, Convenio 189 y sistema de inspección, pendientes.

trabajadoras del Hogar
El IMSS debe considerar los contextos, condiciones sociales y culturales al momento de aplicar el “Programa piloto de seguridad social para trabajadoras del hogar”.

La Red Nacional de Trabajadoras del Hogar (RNTH) pidió al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) considerar los contextos, condiciones sociales y culturales de las entidades federativas al momento de aplicar el “Programa piloto de seguridad social para trabajadoras del hogar”.

Manifestaron que dicho programa debe responder a las necesidades del sector, por lo que es prioridad que las trabajadoras del hogar organizadas de los estados de la República participen en su implementación, ya que son ellas quienes de primera mano conocen las condiciones en las que laboran, señalaron en un pronunciamiento.

Según el estudio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) “Perfil de los empleadores de las trabajadoras del hogar en México” casi la mitad de los hogares que contratan servicio doméstico está concentrada en cinco estados: 18.4 por ciento en la Ciudad de México; 10.5 por ciento en el Estado de México; 7.5 por ciento en Jalisco; 6.0 por ciento en Nuevo León y 4.7 por ciento en Puebla.

La Red, fundada en 2007, reconoció que en los últimos años han atestiguado avances legislativos y de política pública en relación a sus derechos laborales, como es el fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) por la inconstitucionalidad del régimen voluntario del seguro social para el sector, y el avance de la iniciativa de reformar a la Ley Federal del Trabajo para establecer la obligación de otorgar prestaciones a las trabajadoras del hogar.

Llamaron a la actual administración gubernamental a tener como prioridad la ratificación del Convenio 189 de la OIT, que establece una serie de acciones para que los Estados garanticen condiciones dignas laborales a las empleadas del hogar, que en México son 2.2 millones, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Si bien existen estos avances, reconocieron las integrantes de la Red, además de la ratificación del Convenio 189 hay otros pendientes como que la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) fije un salario mínimo profesional para las trabajadoras del hogar; que se implementen mecanismo de denuncias para atender los casos de acoso, abuso sexual y violencia laboral que enfrentan las trabajadoras del hogar.

Exhortaron a las autoridades a implementar un mecanismo de inspección laboral en los hogares, que contemple un sistema de sanciones en caso de los patrones incumplan los derechos laborales de sus empleadas.

“Las trabajadoras del hogar no somos personajes de película, no queremos ser consideradas como de la familia, sino como mujeres trabajadoras organizadas por la defensa de nuestros derechos”, finalmente firmaron el pronunciamiento las agrupaciones que forman la red, el Centro de Apoyo a la Trabajadora Doméstica AC, la Red de Mujeres Empleadoras del Hogar de Guerrero, el Colectivo de Empleadas Domésticas de los Altos de Chiapas, y Parvada Estrategias Comunitarias.