Articulación Feminista de Nicaragua demanda libertad de presas políticas

Feminista de Nicaragua
La “Articulación Feminista de Nicaragua” demandó la libertad de las 64 presas políticas y el cese de la represión en el país.

La “Articulación Feminista de Nicaragua” conformada por diversas organizaciones defensoras de los derechos de las mujeres, demandó la libertad de las 64 presas políticas y el cese de la represión en el país.

En un pronunciamiento, las integrantes de la “Articulación” realizaron una protesta rápida en una calle de Bolonia, en el centro de Managua, donde exigieron al Estado de Nicaragua restablecer las garantías constitucionales como el derecho a la manifestación y el cese de la violencia.

Desde septiembre del 2018, el gobierno a través de la Policía Nacional prohibió las manifestaciones opositoras y sólo pueden salir a las calles los simpatizantes del gobierno sandinista pese a que la Constitución de la República establece el derecho a la libre manifestación pacífica y a la libertad de organización y de expresión.

La integrante de la “Articulación Feminista”, Nina Luna, dijo que las violaciones a los Derechos Humanos en Nicaragua han aumentado en el último año, las cuales han sido comprobadas por organismos internacionales como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes GIEI, que investigó los hechos de violencia del 18 de abril al 30 de mayo de 2018, sin que el gobierno haya cambiado sus posturas.

Después que el gobierno usando las balas logró controlar a los manifestantes, han seguido los secuestros de parte de la policía en contra de las activistas sociales, han golpeado a las presas políticas en dos ocasiones, les han hecho juicios ilegales, señala el pronunciamiento de las feministas.

Portar la bandera del país, correr en solidaridad con quienes están en la cárcel, cantar el himno nacional, son un delito para este gobierno y las que lo desafían son víctimas de persecución y encarcelamiento.

Sobre el diálogo nacional que realiza el gobierno con la “Alianza Cívica”, las feministas demandaron transparencia, resultados a corto plazo, y la participación de garantes internacionales.

Las representantes de la “Articulación Feminista” rindieron homenaje y reconocimiento a las madres de jóvenes asesinados en las protestas y de presos políticos, a quienes les reiteraron su apoyo en la lucha por alcanzar la justicia en los casos de asesinatos y la libertad para las mujeres y jóvenes presos por haber alzado sus voces en demanda de democracia.

Yanilda Sevilla, mamá de un joven asesinado en las protestas en la Universidad Politécnica de Nicaragua UPOLI, dijo que tiene la esperanza que se alcance el Estado de derecho en Nicaragua y se haga justicia.

Tamara Zamora mamá de la líder universitaria Amaya Coppens quien se encuentra detenida por haberse manifestado pacíficamente en contra del gobierno, pidió unidad a todas las mujeres y hombres de buena voluntad para que se restablezca la democracia en Nicaragua y puedan salir en libertad todas las presas y presos políticos.

El plantón concluyó con la liberación de globos de color morado al cielo, con gritos y cánticos de libertad para las presas políticas y el cese de la represión gubernamental.

El gobierno emitió un comunicado donde resaltó la política de igualdad de género y lo que consideran logros de las mujeres en el Estado, sin embargo las feministas han cuestionado esas políticas porque dicen que son parcializadas, carecen de desarrollo integral, pero además el gobierno persigue y reprime a las mujeres que reclaman espacios de derechos y garantías de libertades públicas. (Nelson Rodríguez)