Mexicanas abarrotan mercados para llenar de sabor la cena navideña

cena
Desde muy temprano, cientos de personas arriban al Mercado de la Merced para comprar diversos artículos para la cena a de Navidad. Foto:Ilustrativa.

México, 23 Dic (Notimex).- Desde muy temprano, cientos de personas arriban al Mercado de la Merced para comprar diversos artículos para la cena a de Navidad que está a un día de llevarse a cabo. Para ello, muchas mujeres van preparadas para elegir lo mejor de ese lugar.

En ese lugar es posible encontrar una gran variedad de productos para el consumo y que en esta época del año luce abarrotada de romeritos, pierna, moles y camarones, entre otros productos, para que las amas de casa puedan encontrar alimentos frescos a muy buenos precios.

Tal es el caso de la señora Ofelia, quien viene desde el Ajusco a comprar bacalao, pues este año dice que sí se le hará comer este rico platillo, pues lleva varios años queriendo prepararlo y no lo había hecho porque es “muy caro”, sin embargo, este año ahorró un poco más de dinero para adquirirlo.

Invertirá aproximadamente mil pesos en la cena, pues no solo es el bacalao, sino que tiene que comprar chiles güeros, jitomates, ajo, cebollas, aceitunas, papas y alcaparras, que son los demás ingredientes que lleva ese guiso.

En tanto, la señora Emma llegó desde las 7:00 horas para poder encontrar pierna, pues si viene más tarde ya estará todo “escogido” o peor aún, ya no alcanzará, así que desde muy temprano levantó a su hija, se taparon bien y salieron de su casa en la colonia Vicente Guerrero para no ir con el tumulto de la gente en el Metro.

Ella también preparará romeritos, un platillo que cocina cada año y que ya es una tradición en su casa, y aunque ya compró ese vegetal, le falta el mole, por lo cual se dirige a esa sección y entre los pasillos de las especias se pierde mientras compara precio y calidad.

De igual forma, la señora Julieta cocinará pierna al horno, la cual acompañará con espagueti y ponche, porque “los fríos están buenos”. Aunque apenas viene llegando, ya le “echó el ojo” a la fruta, que luce en buen estado y que adquirirá nada más por kilo, ya que solo son cuatro las personas que cenarán.

Mientras que doña “Jose” ya compró varias cosas desde hace varios días, ya solo viene por los romeritos y algunas verduras para el relleno del pavo, también comprará dulces para sus nietos, quienes saben que siempre tiene golosinas guardadas para darles.

Además, son quienes le dan alegría a su casa cuando van, por lo cual trata siempre de consentirlos, ya que “las abuelas están para malcriar a los nietos, pues ya tuvieron bastante trabajo educando a los hijos, ahora que de eso se encarguen ellos”.

En tanto, entre los pasillos de la fruta y la verdura se encuentra la señora Juana, quien solo viene acompañar a su hija, pues luego no sabe escoger bien las cosas, por lo cual se tuvo que levantar temprano aunque las temperaturas estén muy bajas.

Comentó que ya se comió su torta de tamal y su atole, pues llegaron al mercado sin desayunar y así luego no puede pensar ni escoger bien los alimentos. Ellas adquirirán maíz para pozole, cabeza de cerdo, cachete y maciza para que se mezcle bien el sabor y sepa muy rico.

Ya escogió la fruta para el ponche, solo le falta ir por la canela, y después se dirigirán al Centro a comprar algunos artículos de decoración que aún les hacen falta para terminar de adornar la casa, pues irán sus hijos y nietos y tiene que quedar muy bien.

La fiesta de Navidad es una época en la que la mayoría de las personas se reúnen en familia para compartir momentos, sonrisas y buena comida preparada en su mayoría en casa, pues el toque de la mamá o de la abuela siempre hacen la diferencia y sus miembros se llenan de recuerdos al rememorar sus sazones cuando están lejos del hogar el resto del año.