Té de jengibre, evita el resfriado y tos durante el invierno

Sabías que… mejora el flujo sanguíneo, por ello, previene enfermedades cardiovasculares.

El jengibre es una planta milenaria, reconocida por sus propiedades que combaten de forma natural, los resfriados, problemas digestivos, entre otros.

El jengibre es una planta milenaria, utilizado principalmente por la cultura oriental y reconocida por sus propiedades que combaten de forma natural, los resfriados, problemas digestivos, entre otros.

El jengibre es una planta de la familia de las zingiberáceas. El rizoma (tallo subterráneo) se utiliza como un condimento y también como un medicamento. Se puede usar fresco, seco y en polvo o como jugo o aceite. Dado su sabor picante y su aroma demasiado fuerte es recomendable consumirlo junto con otros alimentos, o aplicarlo en la preparación de platillos.

En época de frio es recomendable consumir té de jengibre con un toque de canela, ambos ingredientes se mezclan a la perfección y logran un sabor un tanto picante pero con un aroma delicioso. Igualmente se acostumbra a tomar té de jengibre con limón que por sus propiedades cítricas ayudan a combatir el resfriado y sus síntomas.

Consumir todo tipo de té de jengibre ayuda a que el cuerpo se caliente en épocas frías, asimismo desintoxica el hígado, gracias a que aporta sustancias que protegen de manera natural las células hepáticas.

En México se producen anualmente cerca de 670 toneladas de jengibre, el jengibre está considerado como una hortaliza exótica y se cultiva de manera orgánica en los estados de Oaxaca y Guerrero. En Europa y América el jengibre se utilizó para crear una bebida muy popular conocida como Ginger Ale.