Rocío Banquells y María del Sol protagonizan una noche mágica en Lunario

Rocío Banquells
Frente a frente, dos maravillosas y potentes voces ofrecieron una noche mágica, llena de recuerdos y sentimientos, de fuerza, pero sobre todo de corazón, con el sentimiento de Rocío Banquells y María del Sol.

México, 27 May (Notimex).- Frente a frente, dos maravillosas y potentes voces ofrecieron una noche mágica, llena de recuerdos y sentimientos, de fuerza, pero sobre todo de corazón, con el sentimiento de Rocío Banquells y María del Sol.

“Una noche donde el único efecto especial es la voz”, una noche en la cual los asistentes al Lunario del Auditorio Nacional volvieron a la década de los años 80 con canciones que en su momento hicieron época y que enmarcaron algún recuerdo, triste o alegre.

El show arrancó con la fuerza que le imprimió la potente voz de Banquells y “Este hombre no se toca”, para dar paso a María del Sol y “Un nuevo amor”, tema al que ambas artistas dieron un sello único al cantar a dueto.

Y mientras María del Sol se entregó con un homenaje a Whitney Houston, Rocío Banquells enamoró al público con “Abrázame”, una canción de 1985 que con el paso del tiempo se ha vuelto más íntima.

El público se volvió uno solo al acompañar a María del Sol con “No prometas lo que no será”, una canción que si bien no ganó el certamen iberoamericano de canto OTI, sí el corazón de quienes la escucharon.

“No soy una muñeca” y “Basta ya” permitieron lucir de nuevo la potente voz de Rocío Banquells, quien bajó del escenario para recordar algunas anécdotas de su paso por el teatro musical en México.

Y que mejor ejemplo que la interpretación de “The Winner Takes It All” (Va Todo Al Ganador), con una Rocío Banquells que se puso los zapatos de “Donna”, del musical “Mamma Mía”.

Los recuerdos y la música siguieron con un popurrí de María del Sol, que pasó del romanticismo de “Close to you”, hasta llegar al ritmo de “Last dance”.

Cinco músicos y dos coristas acompañaron a estas dos grandes intérpretes, actrices y emblemas del teatro musical, que con popurrís de sus éxitos llevaron al público a volver a vivir la época de oro de la música en español: los años 80.

“Por ti volare” y “Luna mágica” fueron el broche de oro con el que finalizó la velada, aunque el público no las dejó ir, por lo que ambas artistas lo premiaron con una nostálgica interpretación de “Recuerdos” (Memory), del musical “Cats”, que demostró el porqué María del Sol y Rocío Banquells son el emblema del teatro musical en México.

Comentarios