Urge solidaridad para mantener viva la música popular: Alfredo Arroyo

Alfredo Arroyo
La música popular latinoamericana independiente requiere de una gran solidaridad continental de los artistas para mantenerla viva, consideró Alfredo Arroyo. Foto: NTX.

Bogotá, 16 Oct (Notimex).- La música popular latinoamericana independiente requiere de una gran solidaridad continental de los artistas para mantenerla viva, consideró el músico y director del grupo mexicano Libertad América, Alfredo Arroyo, en el marco del Festival Sonamos Latinoamérica.

La agrupación mexicana con sus quenas, charangos y bombos participó en el Festival Sonamos Latinoamérica que se llevó a cabo de forma simultánea en varias regiones de Colombia, con una asistencia masiva en los diferentes escenarios.

Esta iniciativa es una red de festivales de música popular que surgió en Argentina y se extendió por países como Chile, Colombia, Uruguay, Venezuela, Perú y desde hace cuatro años tiene su sede en México.

En esta alianza se unen voces, colores, tonadas, acentos, aromas, formas de ver el mundo a través del “hilo invisible de la música, que une lo que nunca debió separarse”. Sonamos Latinoamérica “es un encuentro donde la cultura se nutre y se comparte. Una reunión donde se construye la identidad latinoamericana”.

Sonamos Latinoamérica es para los organizadores “más que un festival, un esfuerzo conjunto de artistas independientes empeñados en recuperar y poner de manifiesto todo aquello que nos hace únicos. Un espacio singular (…) y plural”.

Libertad América presentó su repertorio junto a otros grupos de música popular de Argentina y Bolivia en el teatro del Museo Nacional de la capital colombiana, en donde las agrupaciones intercambiaron sus experiencias musicales.

“Sonamos Latinoamérica es un festival que forma parte de una gran red de músicos independientes que hacemos un gran esfuerzo para hacer conciencia de mantener nuestras músicas vivas. Esto implica mucha solidaridad entre los músicos”, dijo Arroyo a Notimex.

El director de la agrupación mexicana sostuvo que Sonamos Latinoamérica ya tiene una sede en Dinamarca y el objetivo es abrir otras en Europa para darle más espacios a la música popular de este continente.

Agregó que la gran necesidad de los artistas independientes es “tener foros y trabajar en familia para presentar la música nacional popular y mantenerla viva”.

Para Arroyo, la música popular en los diferentes países tiene algunos apoyos gubernamentales, pero se tiene que hacer un intenso trabajo de autogestión para convencer al sector privado de la importancia que tiene para la cultura el mantener la difusión de estas propuestas de sonidos latinoamericanos.

El director mexicano opinó que es importante llevar la música popular latinoamericana a los colegios y a las universidades para que surjan nuevas generaciones que garanticen mantener vivo este género popular en el tiempo.

El festival de Colombia les dejó a los integrantes de Libertad América un “gran sabor de boca con un público muy cálido, muy hermoso. Nos han tratado de maravilla, es una experiencia más que nos llevamos en el corazón después de compartir con excelentes artistas”, externó.