Kate Upton acusa al director creativo de Guess de acoso sexual

Kate Upton
Kate Upton ha compartido una serie de crípticos tuits en los que asegura que al co-fundador de Guess no debería permitírsele encontrarse en una posición de poder cerca de mujeres. Foto: Twitter.

La modelo Kate Upton ha compartido una serie de crípticos tuits en los que asegura que al co-fundador de Guess no debería permitírsele encontrarse en una posición de poder cerca de mujeres.

La modelo y ahora actriz Kate Upton ha arremetido contra la famosa casa de moda Guess por permitir que su director creativo, Paul Marciano, se encuentre en una posición en la que ejercer cualquier tipo de influencia o poder sobre las mujeres que le rodean, argumentando que lo único que consigue así es que este se comporte de manera inapropiada con compañeras y empleadas.

“Resulta muy decepcionante que una marca femenina tan icónica como Guess siga manteniendo a Paul Marciano en el cargo de director creativo”, reza el primer de los dos escuetos tuits que la intérprete compartió en sus redes sociales acompañados del hashtag #Me too – o #Yo también- que en los últimos meses se ha utilizado para denunciar las dinámicas de agresiones y abusos sexuales en la esfera virtual.

Poco después, la explosiva rubia volvió a echar mano de esa misma plataforma para reafirmarse en su acusación, aunque sin ofrecer ningún detalle sobre la actitud inapropiada de la que haría gala en el ámbito profesional el co-fundador de Guess o si ella misma había víctima de algún tipo de hostigamiento por su parte.

“No debería permitírsele ocupar una posición de poder en esta industria para que continúe acosando emocional y sexualmente a las mujeres”, añadió para completar su argumento, que ha recibido ya el apoyo de su marido, el jugador de beisbol Justin Verlander.

En 2011, Kate Upton siguió los pasos de otras grandes supermodelos como Cindy Crawford y Claudia Schiffer convirtiéndose en imagen de la marca, y ese habría sido el momento en que comenzó su relación laboral con Paul Marciano.

Por el momento, Guess no ha respondido a los comentarios de la maniquí, quien por su parte se ha mostrado siempre muy abierta acerca del trato despectivo o directamente cruel que se ha visto obligada a soportar desde sus inicios en el mundo de la moda, donde le han repetido hasta la saciedad que no era lo suficientemente delgada o que debía perder peso para triunfar.