Caitlyn Jenner se plantea ser candidata al Senado de USA

La celebridad de 67 años siempre se ha sentido en sintonía con el Partido Republicano y, por ello, le gustaría entrar en la formación para cambiar la percepción que se tiene de él y defender desde allí los derechos de la comunidad LGBT

Caitlyn Jenner
Desde que Caitlyn Jenner se presentó al mundo como mujer al tiempo que cerraba definitivamente el capítulo de su vida en el que era conocida como Bruce.

Desde que Caitlyn Jenner se presentó al mundo como mujer al tiempo que cerraba definitivamente el capítulo de su vida en el que era conocida como Bruce, el campeón olímpico estadounidense y exmarido de Kris Jenner, una de sus principales misiones ha sido la de aprovechar su notoriedad para defender los derechos de las personas transexuales y transgénero, así como los de todo el colectivo LGBTQ.

Sin embargo, la estrella televisiva y activista está convencida de que el impacto de su campaña por la justicia social sería mucho mayor si se materializara en el mismo seno del poder legislativo estadounidense.

Por ello, el padre de Kylie y Kendall Jenner se ha planteado llevar su lucha al siguiente nivel y defender sus postulados desde el Senado de los Estados Unidos como representante del estado de California.

“He considerado [presentarme]. Me gusta mucho el lado político de todo esto. En los próximos seis meses, debo plantearme desde dónde puedo hacer un mejor trabajo. ¿Hago una mejor labor desde el exterior, desde el perímetro de la escena política, hablando con cualquier tipo de persona? ¿O soy mejor desde el interior? Estoy en el proceso de determinarlo”, ha confesado en una entrevista a la emisora de radio 970 AM.

Muchos de los seguidores y detractores del padrastro de Kim Kardashian siempre han señalado que su simpatía por el Partido Republicano contradice de alguna forma sus ideales debido al carácter conservador y en ciertos casos ultrarreligoso de esta formación política. Ese es precisamente el motivo por el que Caitlyn ve imprescindible su inmersión en la vida política, ya que no entiende que el respeto a la identidad de género esté reñida con ciertos valores tradicionalistas.

“La percepción que se tiene del Partido Republicano es la de un montón de hombres blancos y ricos que intentan ganar dinero. Espero que la próxima generación del Partido Republicano pueda cambiar esta percepción y convertirlo en el partido de la igualdad”, ha continuado en la misma conversación.