Acoge Berlín con entusiasmo la exposición retrospectiva de David

Berlín, 21 May (Notimex).- Alemania acogió con entusiasmo la exposición retrospectiva de David Bowie que se presenta en el museo Martin Gropius Bau de esta capital, donde miles de ciudadanos realizan largas filas para ingresar a la muestra.

El músico británico nacido en 1947 en Londres con el nombre David Robert Jones debe a esta ciudad una de sus temporadas más creativas.

La capital alemana está sumida en una fiebre de David Bowie y hay todas las señales de que la asistencia a la monumental retrospectiva repetirá el éxito del Victoria and Albert Museum de Londres, donde la exposición celebró su primera etapa.

En Gran Bretaña fueron 300 mil los apasionados que acudieron a ver fotos, pinturas, trajes de escena, objetos y grabaciones de quien fue un ícono sin precedentes de la música Pop.

“David Bowie fue como la banda sonora de nuestra vida, en un mundo cambiante siempre se mantuvo cercano a nosotros”, dijo Michael Roth, administrador de la exposición tanto en Londres como Berlín.

En la capital alemana los afiches que anuncian la esperada retrospectiva invadieron la ciudad y dan la vuelta pegados a los autobuses. David Bowie volvió a estar constantemente presente, en las primeras planas de muchos diarios y en las charlas en los bares.

La del músico británico con Berlín fue una historia de amor: “Es esta una ciudad donde te puedes perder y volver a encontrarte”, dijo Bowie en una de sus frases célebres.

Aquí se mudó a vivir entre 1976 y 1978, cuando el muro dividía la ciudad en dos. Junto a otros músicos como Iggy Pop compartió experiencias en el entonces barrio alternativo de Schöneberg, donde alquiló un departamento en un antiguo edificio de la Hauptstrasse.

Para aquellas fechas ese artista camaleónico era ya una estrella del Pop, mientras que Berlín era una ciudad con profundas heridas de la Segunda Guerra Mundial y de la Guerra Fría.

En particular, Berlín oeste era una isla de occidente en el bloque comunista, donde se desarrolló una vibrante subcultura que sirvió de fuente de inspiración para muchos.

“Su tiempo en Berlín fue absolutamente crucial para su desarrollo. Tenía gran interés hacia cierto tipo de música electrónica que luego influenció significativamente su creación en particular en discos como ‘Low and heroes’”, dijo Roth.

En la capital alemana frecuentó algunos bares legendarios como el “Chez Romy Haag”, el “SO 36” y el “Dschungel”, pero en particular fue un aficionado de los estudios de grabación “Hansa”.

Estos míticos estudios de la Potsdamer Platz (Plaza Potsdam, en el centro de Berlín) ofrecen en los días de la exposición la posibilidad de visitar las salas donde grabó su música, no sólo David Bowie, sino que también Depeche Mode, U2, R.E.M., Peter Maffay y Nina Hagen entre otros.

Fue ahí donde Bowie grabó su celebre disco “Heroes”, donde la canción del título es una declaración de amor a la libertad y el arte, a la anarquía y a la utopía en la ciudad dividida.

Lo importante que esta ciudad fue para él quedó claro el año pasado cuando publicó “Where are we now”, otro sentimental homenaje a sus años berlineses.

Ahora Berlín se prepara a devolverle una acogida calurosa, que es como un gran aplauso y un abrazo para la huella que supo dejar en el desarrollo cultural sucesivo de la ciudad.