Aceptación o la lucha entre vida y muerte dialogan en “Reconocimiento”

Reconocimiento
Un bloque de cemento con forma de ataúd fue la base para la “performance” Reconocimiento que presentó el artista cubano-estadunidense Carlos Martiel.

México, 15 Jun (Notimex).- Un bloque de cemento con forma de ataúd fue la base para la “performance” Reconocimiento que presentó esta tarde el artista cubano-estadunidense Carlos Martiel

El patio trasero del Antiguo Colegio de San Ildefonso fue el escenario donde se pudo apreciar esta representación, que para unos parecía la lucha entre la vida y la muerte o el esfuerzo por sobrevivir, mientras que para el artista significaba la falta de reconocimiento que como minoría sufre la población negra en México.

En el marco del XI Encuentro del Instituto Hemisférico El mundo al revés: humor, ruido y performance, esta expresión comenzó cuando el féretro de cemento fue cargado por varios trabajadores del recinto hasta el patio, sin que el público pudiera ver el traslado pues aún no se le daba acceso a ese espacio.

Una vez colocado el sarcófago en el centro y bocabajo, la gente pudo acceder al área donde ya una mujer y un hombre golpeaban con mazo uno de los lados.

Los asistentes se colocaron alrededor del bloque, a suficiente distancia para prevenir que le alcanzara algún trozo de cemento que salía volando; caminaba y sacaba fotografías con sus celulares.

Luego de más de 10 minutos de golpes, las dos personas con el mazo terminaron por abrir uno de los extremos y para asombro del público, se comenzaron a ver los pies de Martiel.

Poco a poco el artista salió del cajón totalmente desnudo y se paró un par de minutos frente a los azorados espectadores, para luego caminar hacia una de las salas del recinto cultural. La “performance”, que tuvo una duración de 15 a 18 minutos, cumplió su objetivo de llamar la atención y generar debate entre quienes lo vieron.