Pueblos originarios respetan a la madre tierra y derechos colectivos

tierra
La actriz Ofelia Medina afirmó que en las culturas originarias está la respuesta a la crisis actual ya que siempre han enarbolado el respeto a la Tierra. Foto: NTX.

Guadalajara, 30 May (Notimex).- La actriz Ofelia Medina participó en la mesa “Las culturas originarias y el diálogo intercultural en el siglo XXI”, donde se afirmó que en las culturas originarias está la respuesta a la crisis actual de la humanidad, ya que siempre han enarbolado el respeto a la madre Tierra y los derechos colectivos.

En el marco del Congreso del International Society for the Performing Arts (ISPA – Sociedad Internacional para las Artes Escénicas), la reconocida actriz indicó que “en este momento en que la Tierra pasa por una severa crisis, pues es terrible lo que sucede, en las culturas originarias están las respuestas para esta crisis pavorosa”.

Afirmó que las culturas originarias reivindican sus derechos colectivos, no sólo los individuales. “Y eso es algo difícil de entender en la sociedad. Un individuo es vulnerable y sus derechos pueden ser pisoteados, pero lo que aprendimos con el zapatismo en Chiapas es que unidos somos fuertes”, señaló Ofelia Medina.

La también bailarina, directora, dramaturga y activista social, quien desde 1985 trabaja con las comunidades de pueblos originarios en la defensa de sus derechos y expresiones artísticas con sus lenguas, recordó que en las demarcaciones zapatistas los acuerdos se llevan de forma colectiva; además, los pueblos originarios han tenido un ancestral respeto a la madre Tierra.

Refirió que hasta 1988 sólo se reconocía el español como lengua oficial en nuestra nación, y aunque luego se reformó el Artículo 4 Constitucional para reconocer a México como un país pluricultural, el cambio no se reflejó en la vida cotidiana. “Las 68 culturas originarias en México viven en pobreza extrema. Eso es penoso y agravante. Y esto ocurre en todo el continente”, apuntó.

Sobre la situación en el continente, Margo Kane, artista interpretativa de Cree Saulteaux, fundadora y Directora Artística de Full Circle y del Festival Talking Stick en Vancouver, Canadá, aseguró que esta nación no ha tenido la mejor de las relaciones con sus pueblos originarios.

“Mi madre biológica me dio en adopción a mi tía. Tenía que encontrarme en un mundo no nativo, encontrar cómo salir adelante y emulaba todo ese trabajo eurocéntrico, viendo su cine o leyendo a Shakespeare. Pero reconocía que eso no me representaba a mí, por mi raíz indígena y me sentí sola por mucho tiempo”.

“Los miembros de mi familia fueron muriendo y yo buscaba conexiones con mi propia comunidad, cerrar el círculo y encontrar las raíces así encontré esta figura del bastón parlante (talking stick), para crear este festival que ha encontrado su propia vida y está en su noveno año”, narró Kane.

El dramaturgo Keith Barker, originario de Ontario y actual Director Artístico de Native Earth Performing Arts, se dijo orgulloso de estar en la tierra de los wixárikas, cultura a la que admira profundamente. Recordó que Canadá intentó buscar una identidad nacional y para ello se generó una estrategia para difundir la cultura de pueblos indígenas; sin embargo, parece que se busca resucitar a esas expresiones artísticas desde una perspectiva artificial.

“El entrecruce de civilizaciones destruyó la vida indígena, y las artes indígenas sobreviven como fantasmas. No pueden recuperar su sustancia original y los indígenas se desarrollan como los otros canadienses”, subrayó Barker.

El director General de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas del Gobierno de la República, poeta Mardonio Carballo, se presentó hablando en náhuatl. “¿Cómo está su corazón?”, preguntó al público.

Coincidió en que el año 1994 fue un parteaguas en la historia de los indígenas del país con la irrupción zapatista, justo cuando México entraría a las grandes ligas del neoliberalismo.

“Ese México uniforme que habla castellano y cree en la Virgen de Guadalupe, ese México heterosexual, con un nivel de pagarse una educación. Ese México se rompe. Ahorita es momento donde podemos hablar y se puede ver la confirmación multicultural y plurilingüista de un país que está aprendiendo a conocerse”, puntualizó.