Recupera publicación historia del volcán Matlalcueye

México, 22 May. (Notimex).- A través del libro “Matlalcueye. El volcán del alma tlaxcalteca”, que será presentado el próximo 28 de mayo, en la Ciudad Universitaria de Puebla, el arqueólogo y antropólogo Ismael Arturo Montero García recupera la historia de esta montaña como espacio ritual.

De acuerdo con declaraciones difundidas por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Montero García explicó que el libro demuestra que este volcán ha estado asociado ancestralmente con la diosa Matlalcueye, y aunque desde la época colonial ha permanecido vinculada a advocaciones marianas, mantiene su culto como entidad maternal, protectora y proveedora.

Asimismo, dijo que si bien no se tiene una relación clara en alguna fuente histórica que explique en qué momento y por qué la montaña cambio el nombre de diosa a mujer mortal, Malinche, lo cierto es que pese a lo controvertido del personaje histórico, Malintzin es madre del mestizaje.

El investigador explicó que en los últimos mil años, distintos grupos han ascendido las laderas y cima del volcán para celebrar cultos a Matlalcueye, quien es la versión tlaxcalteca de la diosa del agua Chalchiuhtlicue, y a las advocaciones marianas que la suplantaron.

Sin embargo, desde el año 300 antes de nuestra era y hasta el año mil 200 d.C., los rituales estuvieron vinculados a los ancestros y deidades del agua sin una asociación directa a dicha deidad local.

Es de mencionar que las investigaciones a partir de las que se realizó el libro, coeditado por Porrúa y el Estado de Tlaxcala a través de su Secretaría de Educación Pública (SEP), contaron con el apoyo de la Mesoamerican Research Foundation y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.

Además, se consultaron códices, memoriales y crónicas, entre otros documentos de los siglos XVI al XIX, bajo resguardo del Archivo Histórico de Tlaxcala.

Es de mencionar que la publicación formará parte de los libros de texto que se reparten en escuelas públicas de Tlaxcala, y que la editorial Porrúa lanzará una versión interactiva para las 300 bibliotecas de la entidad, a fin de reforzar la identidad de niños y jóvenes.