M​uestra Frida Kahlo y Diego Rivera abrirá en Palazzo Ducale de Génova, Itali​a

La primera exposición que reunirá en Italia obras de los pintores mexicanos Frida Kahlo y Diego Rivera ha generado gran expectación en la ciudad de Génova, donde abrirá sus puertas el 20 de septiembre. Desde el pasado 9 de septiembre comenzó el montaje de las 120 pinturas, dibujos y fotografías que serán presentadas al público de la ciudad que se enorgullece de ser la cuna del descubridor de América: Cristóbal Colón, informó a Conaculta la curadora de la muestra, Helga Prignitz Poda, en entrevista telefónica desde el Palazzo Ducale, sede de la muestra.

Después del gran éxito que tuvo la exposición de Frida Kahlo en Roma, donde 332 mil personas acudieron a verla en el Museo Scuderie de la Quirinale, la obra de la artista nacida en Coyoacán, México, podrá ser visitada en Génova. En esta ocasión será acompañada de pinturas de su esposo, Diego Rivera, considerado uno de los tres gigantes del muralismo mexicano.

“El público de Génova podrá comprender cómo Diego Rivera era un artista muy preocupado por la situación social que le rodeaba: los cambios en México después de la Revolución y la necesidad de retratar a la sociedad mexicana de su tiempo. En cambio, Frida era una persona que expresaba su interior y un conjunto de sentimientos universales que pueden tocar mucho a las personas de lugares más apartados, como la necesidad de amor, la soledad, la compasión o la empatía. Esta es una de las aportaciones que pretende hacer esta exposición al público”, expresó Helga Prignitz Poda, quien además de ser la autora del Catálogo razonado de la pintura de Frida Kahlo, ha sido curadora de exposiciones de Frida en Berlín y Roma, entre otras ciudades.Helga Prignitz Poda

La exposición está integrada por 120 trabajos que incluyen famosas pinturas de Frida Kahlo como Diego en mi mente o Autorretrato en una flor de sol (pintado pocos días antes de su muerte, en julio de 1954). Además se exhibirá el corsé de yeso con dibujos que usó Frida durante una parte de su vida, así como pinturas sobre su doloroso aborto.

En el caso de Diego Rivera, la exposición incluye pinturas al óleo, como su Retrato de Natasha Gelman, Retrato de mujer oaxaqueña y dos cuadernos nunca antes exhibidos de su viaje de juventud por Italia.

“Tendremos en exhibición dos cuadernos de Diego Rivera que él realizó durante su viaje a Italia. En ellos hay numerosos bocetos de la gente que vio, pero sobre todo él hacía algunos ejercicios registrando características de piezas de arte que conoció aquí. En esos cuadernos se puede seguir la manera como sus ojos se fueron sorprendiendo con hallazgos de detalles del arte italiano que posteriormente se convirtieron en influencias para su propia obra”, detalló Helga Prignitz Poda, quien realiza el trabajo de curaduría de esta exposición en colaboración con Christina Kahlo y Juan Coronel Rivera, sobrinos de ambos creadores mexicanos.

La especialista en historia del arte dijo a Conaculta que en la reciente exposición de Frida Kahlo en Roma no se presentó el trabajo de Diego Rivera, sólo algunas referencias, por lo cual en la exposición en Génova, que estará abierta hasta el 8 de febrero de 2015, se podrá conocer a Kahlo en un contexto diferente.

“Mientras en la exposición de Roma presentamos a Frida como un ícono del vanguardismo o avant-garde, y la comparamos con otros artistas vanguardistas de Francia y Alemania. En este caso la exposición sirve para explicar a Frida en el contexto interior del arte mexicano y compararemos su trabajo con Diego Rivera. La mitad de esta exposición no tiene nada que ver con la de Roma, porque incluye el trabajo de Diego Rivera. Mientras que en el caso de Frida también habrá obras que no estuvieron en la capital italiana”, indicó la especialista.

GenovaDe acuerdo con Helga Prignitz Poda, la exposición de Génova comienza hablando de la estancia de Diego Rivera en Europa y en esta parte mostrará los cuadernos de trabajo de Diego durante su visita a Italia. Asimismo aborda un poco de las relaciones entre el renacimiento italiano y la manera como influye posteriormente en algo parecido a un renacimiento mexicano. Otro foco de atención en esta parte de la exposición será la relación de Diego con la fotógrafa italiana Tina Modotti, que es algo que también genera mucho interés entre el público italiano.

“Posteriormente enseñaremos algo sobre la etapa formativa de Frida Kahlo: sus trabajos tempranos, sus visitas a Tlaxcala y su etapa de estudiante. De ahí nos moveremos a la etapa en que Frida y Diego se conocen, se casan y realizan un viaje de trabajo por Estados Unidos.

“Además de las pinturas, para poder explicar algunos aspectos del muralismo en México, tendremos el apoyo de pantallas en muros donde reproduciremos algunos de los murales realizados en los años treinta y cuarenta. Esto tiene como propósito mostrar lo diferente que era la circunstancia pública y política de Diego y Frida, independientemente de sus técnicas de creación”, dijo la historiadora del arte.

En otra de las salas del Palazzo Ducale de Génova se presentarán algunas pinturas de retratos en las que se pueden ver las diferencias técnicas entre Diego y Frida, por ejemplo en el caso de los retratos del señor Lavín, pintado por Diego, y la señora Lavín, pintada por Frida.

La curadora de la exposición compartió sus reflexiones sobre Génova, a la cual describió como una ciudad que guarda una relación muy estrecha con la cultura y comercio de Turquía, pero que también tiene mucho interés en todo lo que llega de América por ser la cuna de Cristóbal Colón, navegante que descubrió el llamado Nuevo Continente, quien nació en esta ciudad italiana y que es parte de la historia e identidad de sus ciudadanos.

“En el caso del Palazzo Ducale hay que decir que es mucho más que un museo, es el principal centro cultural de Génova. Aquí hay festivales de teatro, de poesía, de danza. Es un centro lleno de vida y el hecho de que Frida y Diego vayan a ser exhibidos en este lugar ha generado mucho interés en la población.

“Desde el punto de vista arquitectónico el Palazzo Ducale es un edificio con mucha belleza interior, basta hablar de sus techos con decoración barroca que de alguna manera dialogan y se contrastan con el trabajo de Diego Rivera que aquí vamos a presentar. Es un punto de encuentro entre dos grandes culturas”, concluyó la curadora de la exposición en una pausa en medio de sus labores de preparar la nueva exposición que abre el 20 de septiembre.