Despliegan talento musical y dancístico a través de la improvisación

México, 13 Feb. (Notimex).- Con un despliegue musical y dancístico a través de la improvisación por ambas partes, destacados ejecutantes como Horacio Franco y la bailarina Sheila Rojas, entre otros, ofrecieron un espectáculo con piezas creadas en tiempo real en el Foro A Poco No.

Como parte del séptimo Festival de Improvisación-Danza Contemporánea de Cabaret, que se realiza del 5 al 20 de febrero, ejecutantes como Horacio Franco, Humberto Álvarez, Federico Luna y Dante, acompañaron en la parte escénica a Israel Cortés, Sheila Rojas, Arturo Lugo, Ana García y Mauricio Rico, con música y danza contemporánea en un discurso creado al momento.

Ante un lleno en el espacio escénico, el público fue testigo del talento de las personalidades que participaron anoche en el Festival, proyecto impulsado por el bailarín y coreógrafo Vicente Silva Sanjinés, en el que cada uno de los artistas en escena mostró sus capacidades, ya sea en solos, dúos o colectivo.

Sin haber ninguna coreografía sobre algún tema en específico, los actores en escena se llevaban por la música al sentirla y eso se plasmó en sus movimientos, hasta en la manera de caminar en un espacio corto debido al foro, pero eso no fue impedimento para sus ejecuciones, que fueron ovacionadas.

El espectáculo inició con la ejecución a cargo del maestro Franco, quien con su flauta creó notas musicales con diferentes tonalidades, para luego tomar otra flauta y tocar ambas de una manera magistral.

Momento en que entró al escenario un artista que vestido de mujer siguió la música del también director Franco; momentos después se fueron integrando más músicos, crearon sonidos con su propia boca, los cuales interpretaba el bailarín, ya sea caminando rápido o lento.

Otro de los momentos que cautivó a los asistentes fue la ejecución de la bailarina Sheila Rojas, acompañada por los músicos en vivo, para interpretar sus movimientos sensuales.

Salió vestida con un overol, pero poco a poco se desprendió de éste para ver una silueta en el escenario que desprendía una energía en sus brazos y piernas para plasmar la danza contemporánea.

Así, música y danza se combinan en un festival que sin duda es un banquete en cada una de sus presentaciones, capaz de crear una realidad palpable del cuerpo y los sonidos, redimensionando aquella afirmación de Emile Benveniste: “Cada instancia de discurso es única e irrepetible”.