“La bohème” de Giacomo Puccini llega al Auditorio Nacional

México, 30 Jun. (Notimex).- El tenor mexicano Ramón Vargas y las sopranos Ainhoa Arteta y Olivia Gorra, protagonizarán la ópera “La bohème”, del compositor italiano Giacomo Puccini (1858-1924), que ofrecerá funciones el 11 y 12 de julio en el Auditorio Nacional.

Bajo la conducción de Srba Dinic, el Coro y la Orquesta del Teatro de Bellas Artes acompañarán a los cantantes, así como la Schola Cantorum de México, que será guiada por Alfredo Mendoza, en esta propuesta que cuenta con dirección escénica de Luis Miguel Lombana.

Al elenco se suman Marcela Chacón como “Musetta” y el barítono rumano George Petean, quien interpretará a “Marcello”; el bajo Rosendo Flores, los barítonos Jesús Ibarra y Leszek Zawadka. Actúan además Edgar Gutiérrez, Sergio Ovando y Roberto Aznar.

La obra en cuatro actos, narra aspiraciones, amores y reveses de cuatro jóvenes bohemios: “Rodolfo”, el poeta; “Marcello”, el pintor; “Schaunard”, el músico y “Colline”, el filósofo, que comparten un ático en París, Francia.

“Rodolfo” y su vecina “Mimi” se enamoran, mientras que “Marcello”, a través de un tercero, reencuentra a un antiguo romance: “Musetta”. Sin embargo, el amor no basta para dar a los protagonistas un equilibrio emocional a sus vidas y uno de ellos fallecerá.

“La bohème” es el primer éxito franco, rotundo y de los más perdurables en la historia del arte lírico mundial; se estrenó en el Teatro Regio de Turín, Italia, el 1 de febrero de 1896, con libreto de Luigi Illica (1857-1919) y Giuseppe Giacosa (1847-1906) y está basado en episodios de la novela de Murger Henri (1822-1861), “La vie de bohème”.

Representada por primera vez en México, el 2 de agosto de 1897 en el Teatro Nacional, esta ópera es quizá la obra más bella y a la vez más convincente de Giacomo Puccini.

La ópera es equilibrada en todos sus aspectos, encabezada por un libreto excelente que mezcla comedia y drama, pasando por la perfecta definición musical de los personajes, así como sus diferentes relaciones y emociones, hasta llegar a un desenlace marcado por una de las más significativas muertes en la ópera.

Sin la textura de la música, “La bohème” sería solo una bella historia como muchas otras (un joven artista pobre conoce a una joven de igual condición), y aunque la trama es válida, es el genio de Puccini quien la transformó en una historia universal.

“La bohème” llegó en 1935 al Palacio de Bellas Artes y desde entonces ha sido programada en 40 temporadas, con 115 funciones.