Reconocen legado de Abraham Lincoln a 204 años de su nacimiento

México, 11 Feb. (Notimex).- Reconocido por su legado, primero con un filme sobre su lucha libertaria que es candidato a Mejor Película de los premios Oscar y luego con el juramento que hizo de su nuevo mandato el presidente Barack Obama sobre la misma biblia que él utilizó, Abraham Lincoln nació el 12 de febrero de 1809.

En el primer caso, en la película “Lincoln”, de Steven Spielberg, se da cuenta de la participación del decimosexto presidente de Estados Unidos en la Guerra Civil y de su lucha por abolir la esclavitud.

En el otro caso, el actual presidente del país de Norteamérica, Barack Obama, juró el 21 de enero pasado para su nuevo mandato sobre la misma biblia que lo hiciera el personaje, por segunda ocasión consecutiva.

Abraham Lincoln vino al mundo hace 204 años en Hodgenville, Kentucky, Estados Unidos, en el seno de una familia humilde de colonos cuáqueros, razón por la que su infancia y juventud estuvieron marcadas por la pobreza.

Al cumplir siete años, la familia se trasladó a Indiana y dos años más tarde su madre murió, por lo que su padre contrajo matrimonio con Sarah Bush Johnston, quien ayudó a que el pequeño Abraham tuviera una buena infancia, según la biografía del político publicada en el portal en Internet “civilwarhome.com”.

Desde pequeño mostró un fuerte interés por la lectura y apoyó a la familia con trabajos manuales hasta cumplir 21 años, edad en la que se estableció en New Salem, Illinois, donde continuó su autoeducación y se desempeñó como comerciante y capitán de la milicia en la Guerra del Halcón Negro.

El joven Lincoln concluyó sus estudios en derecho privado en 1836, año en el que se le autorizó la práctica de los mismos. En este periodo se trasladó a Springfield, la nueva capital de Illinois.

En 1844, dos años después contraer matrimonio con Mary Todd, una mujer joven de pretensiones aristocráticas, pasó a convertirse en uno de los abogados más capaces de Illinois, lo que lo llevó en 1847 a ser elegido miembro de la Cámara de Representantes de Estados Unidos.

Ahí se le conoció por su oposición a la guerra contra México y la institución de la esclavitud, y luego de cambiarse al nuevo Partido Republicano, en 1856, Lincoln se postuló para senador, contienda que perdió, pero que le valió la atención nacional.

En las elecciones de 1858 el joven político volvió a ser derrotado, no obstante continuó con su campaña antiesclavista, y los duelos dialécticos que mantuvo con el candidato demócrata, Stephen A. Douglas, elegido en la ocasión, reforzaron su popularidad.

De acuerdo con la hoja de vida del mandatario publicada en el portal “biografiasyvidas.com”, en 1860 la convención republicana de Chicago lo eligió como candidato a la presidencia en detrimento de William H. Seward, representante de los abolicionistas más radicales.

Al año siguiente, favorecido por las divisiones internas de los demócratas, ganó las elecciones a la presidencia de Estados Unidos, lo que desencadenó la reacción de los estados del sur. Antes de que asumiera oficialmente la presidencia, éstos, encabezados por Carolina del Sur, se declararon independientes.

Luego del estallido de la Guerra Civil, Lincoln intentó detener este conflicto y restaurar la unidad formando un gobierno de coalición con el sur.

En 1862, tras el estallido de la Guerra de Secesión, el presidente promulgó en 1862 la Homestead Act, para la colonización del Oeste, además propuso una abolición progresiva de la esclavitud, a fin de promover un acercamiento a la Confederación del sur que acelerara el fin de la contienda.

El 1 de enero de 1863 Lincoln decretó la emancipación de los esclavos en todo el territorio de la Unión y al año siguiente, cuando las fuerzas del Norte ya dominaban casi por completo la situación y el fin del enfrentamiento bélico se veía próximo, Lincoln fue reelegido para un nuevo mandato.

El presidente tenía en mente la realización de un programa de reconstrucción nacional, el cual no pudo llevar a cabo, ya que a los cinco días de finalizar la Guerra de Secesión, el 15 de abril de 1865, Abraham Lincoln fue asesinado mientras asistía a una función teatral en Washington.