Presentan narradores sinaloenses antología en la FILPM

México, 2 Mar. (Notimex).- Integrada por 14 cuentos, escritos por Élmer Mendoza, César López Cuadras, Alfonso Orejel, Juan José Rodríguez, Miguel Tapia Alcaraz, Geney Beltrán y Eduardo Ruiz, la antología “Siete caminos de sangre. Narradores contemporáneos de Sinaloa” fue presentada anoche en la 34 Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería (FILPM).

En el acto, el escritor Antonio Parra (1965) señaló que en estas páginas el lector podrá conocer cómo un conjunto de narradores sinaloenses de diversas edades y estilos muestran historias muy disímiles.

Igualmente, el autor de “Sombras detrás de la ventana” refirió que el lector comprobará que los distintivos generacionales son mínimos a pesar de que el lapso entre la fecha de nacimiento del autor de más edad y el de mayor sea más de tres décadas.

“Si algo resulta evidente al hablar del contexto del siglo de nuestra época y el de los narradores sinaloenses contemporáneos es cierta vibración en el lenguaje de casi todos ellos, por lo menos en los reunidos en este volumen. Es una especie de nerviosismo en la prosa que no por ello resta firmeza y serenidad en el discurso, pero que deja en evidencia la convulsión interna del autor al momento de llevar a cabo su obra”, aseguró.

El también autor de “Juárez el rostro de piedra” mencionó que Élmer Mendoza sitúa sus dos historias en aquellas realidades de la sociedad consideradas un tanto marginales, “aunque desde el punto de vista literario muchas veces suelen ser las más sabrosas”.

Narrado por un lenguaje chispeante, expresó Parra, el relato titulado “Restaurante camioneros” establece desde las primeras líneas un ritmo vertiginoso, donde las líneas y las imágenes se entrecortan como en los versos de un poema popular.

Referente a los dos cuentos de César López Cuadras, “El león que fue a misa de siete” y “El precio del abandono”, dijo que lo más notable de ellos es la mirada aguda, crítica e irónica.

Por su parte, Geney Beltrán detalló que sus dos cuentos: “Ese mundo de extraños” y “Perdonados por quién”, tratan temas fantásticos, como lo relacionado con el mundo de las pesadillas y los miedos de vivir en una ciudad gigantesca.

“En ambos casos fueron escritos a partir de sueños que tuve y es un intento por explorar esa sensación de realidad que hay en una ciudad tan grande como esta capital, a partir de un tipo de narrativa que busca ser muy realista y objetiva, pues cómo narras las pesadillas sin que en ningún momento se diga que se está soñando”, puntualizó.

“Los siete narradores somos de Sinaloa, el mayor es Élmer Mendoza (1949) y el más joven es Eduardo Ruiz (1983), y son varias generaciones los que participamos en este libro”, expuso Beltrán.