Lamenta Emilio Portes que falte protección al cine mexicano

Agrada al cineasta que su filme "Belzebuth" siga rolando por algunos foros

Emilio Portes
El cineasta mexicano Emilio Portes celebra que su película "Belzebuth" siga teniendo espacios de exhibición en la pantalla grande gracias a festivales. Foto; Twitter.

México, 27 May (Notimex).- Aunque reconoce que hace falta una legislación que proteja más al cine mexicano, el cineasta mexicano Emilio Portes celebra que su película “Belzebuth” siga teniendo espacios de exhibición en la pantalla grande gracias a festivales, ciclos de cine, programas de fomento a la crítica y, sobre todo, a que la gente siga queriendo verla en salas cinematográficas.

Luego de la función especial que tuvo esta tarde en la Ciudad de México, el director destacó que si bien la cinta tuvo breve corrida comercial a principios de 2019 ha continuado con su proyección en espacios alternativos y siendo parte de actividades que tienen como objetivo fortalecer el cine nacional.

“Existe un gran rezago cultural. La gente sigue pensando que el cine mexicano es Cantinflas o Pedro Infante y tiene olvidado el resto del cine, incluso el actual. Hablando de terror, la gente piensa que es ‘El Santo’ o si es lo vio de (Carlos Enrique) Taboada. Hay un agujero negro que no hemos revitalizado”.

En ese sentido celebró que exista la oportunidad de revivir películas como “Belzebuth” – protagonizada por Joaquín Cosío- para que la gente que no haya tenido oportunidad de verla en su corrida se acerque a conocerla, incluso a través de una crítica en redes sociales, como se hace últimamente.

La cinta de terror tuvo este lunes una función especial como parte del Sexto Salón de la Crítica, actividad que organiza el Festival Internacional de Cine de Guanajuato (GIFF, por sus siglas en inglés) con el objetivo de fomentar la crítica cinematográfica entre el público que gusta del género.

De acuerdo con el también director de la comedia “Pastorela”, si el cine mexicano sufre los estragos de una competencia desleal, el de género la pasa peor, por eso confía en que las nuevas generaciones de críticos se acerquen y hablen de lo que hay en cartelera o bien de lo que están haciendo los cineastas mexicanos.

No obstante, sostuvo que eso no será suficiente para que las personas conozcan el cine mexicano, pues muchas veces van en busca de algún título y no está disponible, no hay sala que esté exhibiendo cine nacional debido a la invasión de los “blockbusters”.

“No podemos competir con estas películas, no hay manera, salen con mil o más copias y nosotros si bien nos va con 50 o 30”, dijo el egresado del Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC).

En ese tenor, opinó que “mientras se siga pensando que los estímulos son dádivas para los artistas y no se vea como un negocio circular que se le va a regresar al país, estamos fregados.

“Se hacen 150 películas al año y las distribuidoras solo logran colocar alrededor de 50 con una exhibición decorosa. Falta legislar, por ejemplo, el número de pantallas de nuestro propio cine”, agregó el cineasta que debutó en 2008 en el Festival Internacional de Guadalajara con “Conozca la cabeza de Juan Pérez”, con la que ganó los premios a Mejor Opera Prima y Mejor Actriz (Dolores Heredia).

Por ahora Emilio Portes busca financiamiento para sus guiones y espera que se concreten los proyectos a los que ha sido invitado que, adelantó, “van del terror a la comedia”.