David Yarovesky quiere que el mundo desconfíe de los superhéroes

En “Brightburn: hijo de la oscuridad”, el cineasta crea a un superhéroe que busca venganza y asesina

David Yarovesky
En “Brightburn: hijo de la oscuridad”, David Yarovesky, reconfiguró la esencia de los superhéroes a fin de demostrar que,pueden no ser confiables. Foto: Twitter.

México, 16 May (Notimex).- En “Brightburn: hijo de la oscuridad” el cineasta David Yarovesky reconfiguró la esencia de los superhéroes a fin de demostrar que, al igual que los humanos, pueden estar llenos de odio, maldad y no ser confiables para pedirles ayuda.

En entrevista con Notimex a propósito del estreno de “Brightburn: hijo de la oscuridad”, Yarovesky detalló que esa historia parte de esa forma loca en la que opera su mente “porque cuando veo una película en la que alguien tiene esos superpoderes empiezo a pensar en lo terrorífico que sería si no estoy de su lado”.

La cinta, producida por James Gunn y guion de Brian y Mark Gunn, contiene escenas cargadas de violencia, sangre y muerte que, a decir del director, están basadas en la realidad para satisfacer al espectador.

“Sentí que para poder cumplir la promesa al público con ese concepto (una película de terror) tenía realmente que hacer que los poderes de ‘Brandon Brightburn’ los utilizara contra la gente y hacerlo de la manera más realista posible”, mencionó en su visita a México como parte de la promoción del filme.

Emocionado por el resultado de esa película que se estrena el viernes 17 de mayo, el también actor señaló que su apuesta es tomar a un superhéroe y volverlo terrorífico de la misma forma en que las películas han hecho que se tenga miedo a los payasos. ”Ahora yo quiero que todo el mundo tenga miedo a los superhéroes”.

Superhéroes vs humanos

A decir de David Yarovesky, en la ficción y en la realidad estar dotado de poder puede ser un arma de doble filo, pues se puede utilizar para bien o para mal. “Hay personas que reciben un poder y lo utilizan para un bien pero en esta película esa persona lo usa para mal”.

En la trama un matrimonio que ha intentado por años concebir un hijo es sorprendido por la llegada inesperada de un niño alienígena que se estrella en la tierra.

Con el paso de los años y pese a haber recibido el amor de sus padres “Brandon” deja a un lado su buen comportamiento para mostrar su verdadera personalidad: un joven sin escrúpulos a quien no le importa más que saciar sus propios deseos.

A sus 12 años “Brandon” se da cuenta de que posee una inteligencia sorprendente, fuerza descomunal, velocidad impresionante y aunque todos los ven como un ser raro, él se sabe una persona especial.

Lo malo es que esas características hacen que sus compañeros de colegio lo vean con extrañeza. Incluso no logra mantener una amistad con ellos, ni siquiera con la niña de la que se ha enamorado. Tantas emociones negativas hacen que al sentirse rechazado y juzgado comience a tomar venganza.

“Hay muchos villanos muy buenos en los cómics. Lo que hace único a este personaje es que es una historia que se cuenta desde la perspectiva de quien está huyendo de él”, dijo Yarovesky.

De acuerdo con el realizador, a diferencia de los cómics, en su película ese villano es retratado desde la perspectiva de sus víctimas y cuando se hace así se vuelve terrorífico “porque la víctima está aterrorizada”.

Eso es lo que queríamos hacer, subrayó, “que resulte aterrorizante para la gente ver lo que puede ocurrir porque estamos acostumbrados a pensar que el superhéroe es alguien a quien podemos correr a pedir ayuda y aquí se trata de correr, pero para huir de él”.

El elenco

Yarovesky reconoció que desde que tuvo en sus manos el guion pensó en Elizabeth Banks como la mamá de “Brandon”, y aunque la agenda de la actriz siempre está muy apretada coincidieron en tiempos.

“Se lo enviamos y de inmediato se subió al barco porque le encanta el cine de terror“, compartió el joven cineasta.

Respecto a cómo su equipo de casting y él llegaron a Jacksom A. Dunn, refirió que fue seleccionado de entre 200 grabaciones de jóvenes actores. “Cuando lo vimos supimos que él era perfecto para interpretar a ‘Brandon Brightburn’”.

Además de Elizabeth Banks y Jackson A. Dunn, en la apuesta cinematográfica participan David Denman, Matt L. Jones y Meredith Hagner, entre otros actores.